Comercio en el Centro Histórico, afectado por el COVID-19

Desde que comenzó la pandemia han cerrado 67 establecimientos en esa zona de la capital yucateca, señala la Canaco-Servytur

“Desde que inició la pandemia por COVID-19 han cerrado 67 comercios ubicados en el Centro Histórico de la ciudad, por lo que se pronostica un cierre de año complicado para el sector”, advirtió el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida (Canaco-Servytur), Michel Salum Francis.

El entrevistado indicó que debido a las disposiciones y medidas sanitarias que han implementado las autoridades, muchos empresarios se vieron en la necesidad de despedir a su personal, y otros se quedaron sin solvencia para mantener operaciones, lo que los obligó a bajar cortinas de manera definitiva.

“Se habla de la pérdida de 21 mil empleos en el estado, pero no se están tomando en cuenta los otros 20 mil que se perdieron, de yucatecos que trabajaban en estados vecinos, como Quintana Roo principalmente en la industria de la construcción, que tuvieron que regresar a la entidad, por lo que suman más de 40 mil, además del comercio informal”, manifestó.

Salum Francis comentó que muchos comercios esperaban que llegará diciembre, ya que durante esas fechas es cuando más venden; sin embargo, esperan cerrar el año muy por debajo de lo que se registró en el 2019, pues la situación económica cada vez está más difícil.

Asimismo, recordó que desde el inicio de esta crisis sanitaria tuvieron que suspender actividades los negocios no esenciales, además de que han tenido que solventar el incremento de precios de algunos productos y cumplir con las restricciones y los horarios, por lo que no ha sido fácil para el sector, que fue uno de los más afectados.

“Los negocios siguen perdiendo dinero, y si siguen pasándola mal, va a llegar el momento en que se queden sin personal y tengan que cerrar de manera definitiva”, subrayó.

El líder del comercio organizado señaló que si bien tuvieron un ligero repunte de ventas durante el programa del “Buen Fin”, no se logró superar la derrama económica del año pasado.

También insistió en que muchos de los establecimientos esperaban estas fiestas decembrinas para tener algo de oxígeno que les permitiera tener ganancias, pero no ha sido así, debido a las restricciones, algunas sin sentido, según consideró.

No obstante, Salum Francis afirmó que fuera del centro, a los comercios les ha ido mejor, pese a que han registrado ventas de un 25 a 30% por debajo con respecto al año anterior.

Otro problema que ha afectado a este sector, mencionó, es la reubicación de paraderos, ya que, al estar lejos del centro, muchos prefieren no llegar hasta el primer cuadro, y menos comprar y tener que cargar su mercancía hasta esos sitios, por lo que optan por ir a otros establecimientos en otras zonas de la ciudad.

“Hace unas semanas le presentamos una propuesta al Gobierno del Estado para acercar los paraderos, no solo para beneficio de los comerciantes, sino de la gente, que tiene que caminar varias cuadras para tomar el transporte, por lo que esperamos que la tomen en cuenta. Este es un llamado a defender el centro de la ciudad, que es el segundo más importante del país”, finalizó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope), Jorge Cardeña Licona, lamentó que muchos negocios hayan tenido que bajar cortinas por la falta de solvencia económica, ya que a pesar de que trataron de salir adelante, a muchos se los comió el pago de la renta de locales y de energía eléctrica.

No obstante, resaltó que, gracias al trabajo que ha realizado el Gobierno del Estado en coordinación con el sector empresarial, han podido traer inversiones a la entidad, que se traducen en la generación de nuevos empleos.

“Poco a poco se han ido recuperando los empleos, por lo que hay que reconocer el trabajo que está haciendo la autoridad estatal y municipal para traer inversionistas y poder reactivar la economía de Yucatán”, expresó.

Asimismo, el líder del comercio en pequeño confía en que durante las fiestas navideñas alcancen ventas de hasta un 60%, aunque no se superen las cifras del año pasado, por ser un año atípico.

Según informó, desde hace una semana se ha estado dando el incremento de algunos productos, como laterías, que han alcanzado incrementos hasta de un 30%, pues son los que se usan principalmente para las cenas navideñas como es el coctel de frutas.

“También se habla de un alza en el precio del pan francés, así como productos de la canasta básica como el frijol, arroz, azúcar, embotellados, pan blanco entre otros, que representan un fuerte golpe para el comercio en pequeño”, concluyó.

Texto: Georgina Bacelis

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *