Comisiones: El golpe bajo de las instituciones bancarias

Antes de decirle “acepto” a cualquier institución bancaria, debe tomar en cuenta que nada es gratis y que por más bonito que sea el plástico de la tarjeta de crédito, esta tiene letras chiquitas que deben ser tomadas en cuenta. Pues ahí vienen las llamadas “comisiones”, el golpe bajo de las financieras.

Las comisiones son cobros distintos a las tasas de interés que te aplica la institución financiera por el monto del crédito otorgado. Estos cobros generalmente se originan por dos principales causas: la apertura y operación del producto o servicio financiero, en este caso es la tarjeta de crédito.

Entre las más comunes, se encuentran: la anualidad, disposición por efectivo, por inactividad, reposición, tarjeta tradicional, gastos de cobranza o pago tardío, y consulta de movimientos o saldo.

Según cifras oficiales, durante el 2017 las instituciones bancarias ganaron 108 mil millones de pesos por las comisiones, situación que ha levantado severas críticas entre los legisladores federales y líderes sindicales.

Por ejemplo, solo dos bancos cobran una comisión por la apertura de préstamos en cuenta de nómina: Banorte y Banregio, $350 y 200 pesos, respectivamente. En los demás no se cobra.

Pero si usted desea consultar su saldo en un cajero de otro banco, el costo va desde los 4 hasta los 12 pesos, y son Compartamos y Santander los que tienen el cobro más bajo y alto, respectivamente, seguidos de BBVA Bancomer y Banamex.

Muchas veces al visitar ciudades, por el desconocimiento o desidia, al no encontrar un cajero del que somos usuarios retiramos dinero en uno diferente. El banco con la mayor comisión para esta transacción es Banorte con $27, seguido de Scotiabank y Santander, con 25 y 24 pesos, respectivamente.

Por lo anterior, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y otras instituciones han creado herramientas o páginas en Internet, en las que puede consultar información sobre las comisiones, mismas que son recomendables consultar.

Texto: Jesús Gómez
Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *