Cómo evitar contagios de COVID-19 en carnicerías

En el caso de estos establecimientos se sugiere que se extremen las medidas higiénico-sanitarias, e invite a clientes a optar por pago con tarjeta

Si bien las carnicerías son un negocio esencial que no ha dejado de operar desde que se dio el primer caso de COVID-19 en la entidad, con el paso de los meses han tenido que aplicar estrictos protocolos y medidas sanitarias para seguir en funcionamiento, y con ello garantizar la salud de la gente que acude a estos establecimientos.

No obstante, existen otras prácticas que pueden reforzar estas medidas de bioseguridad, que ayudarán a evitar posibles contagios en estos comercios. Al respecto, especialistas recomiendan:

Extremar las medidas higiénico-sanitarias.

-Lavarse frecuentemente las manos con jabón y agua caliente.

-De manera opcional puede combinarse el uso de desinfectantes de manos (no sustituyen al lavado de manos).

Evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca.

-No trabajar con objetos personales (anillos, pulseras, etc.).

-Al toser o estornudar taparse la boca con el codo o con un pañuelo desechable.

Extremar la higiene personal.

-Lavar frecuentemente la ropa de trabajo.

-Uso de guantes: es opcional y en ningún caso sustituye al lavado de manos. En caso de emplearlos deben cambiarse frecuentemente (al tocar dinero, tras sacar la basura, etc.).

Uso de mascarilla.

-El uso de mascarilla será obligatorio en la vía pública, en espacios al aire libre y en cualquier espacio cerrado de uso público o que se encuentre abierto al público, siempre que no sea posible mantener una distancia de seguridad interpersonal de al menos dos metros.

-No puede tocarse con las manos si no se han lavado previamente.

-Debe cubrir boca y nariz por completo.

-Dependiendo del tipo de mascarilla su uso deberá limitarse en el tiempo (las higiénicas deberán cambiarse a las 3 horas de su uso aproximadamente).

Respetar la distancia. 

-Mantener la sana distancia, de hasta 2 metros entre clientes y empleados.

– No permitir que se acumulen los clientes en el establecimiento y en la medida de lo posible que no entre población de riesgo.

Pago con tarjeta.

-Solicite a sus clientes el pago con tarjeta preferiblemente, y en caso de población de riesgo aconséjeles el uso de mascarilla y guantes.

Reparto a domicilio.

-Se recomienda el uso de guantes por parte del repartidor, y que lleve efectivo en caso de tener que dar cambio.

-Al ser más difícil el lavado de manos, en este caso se aconseja el uso de gel desinfectante.

-Extremar la limpieza y desinfección de los vehículos de reparto.

-Formas de pago: en la medida de lo posible facilitar medios tipo Paypal o transferencia.

-Evitar contacto directo con los clientes. Preferiblemente dejar el reparto en la puerta y llamar al timbre.

-Si algún empleado tiene síntomas compatibles con coronavirus (tos seca, fiebre, dolor de garganta, dolor muscular y dificultad respiratoria) se deberá dar aviso a las autoridades sanitarias.

Texto y foto: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *