Con o sin Tren Maya, deben reubicarse a las familias, afirma funcionario

El representante de Campeche ante el proyecto del Tren Maya, Ramón Arredondo Anguiano, asegura que el gobernador le dio instrucciones precisas para que se respeten el derecho de las personas.

Será la ONU-Hábitat la que resolverá todo lo relativo a la reubicación de las familias que se ubican en las inmediaciones de la red ferroviaria por la que pasará el Tren Maya, y cuenta con el apoyo del Gobierno del Estado para garantizar el respeto de sus derechos, afirmó Ramón Arredondo Anguiano, representante de Campeche ante el proyecto del Tren Maya, quien indicó ya se inició la elaboración del Protocolo de Actuación.

“Ese tema se toca con demasiada seriedad, ese tema lo realiza el ONU-Hábitat y es un asunto que toma con gran seriedad buscando respetar los derechos de las personas y el gobernador Carlos Miguel Aysa nos dio instrucciones precisas de verificar que así se hagan las cosas”, asegura Arredondo Anguiano.

“Si un organismo internacional que es garante de los Derechos Humanos hace mal las cosas, entonces estamos mal. Están preparando el Protocolo de Actuación, que empieza el próximo año y se refiere a cómo se va a proceder al asentamiento de las viviendas”, afirma el representa campechano.

Agregó que con o sin Tren Maya, “el problema ya existe”.

“El Tren pasa todos los días y todos los días hay un peligro latente de que pase algo, con o sin Tren Maya; el tren a las 7, 8 de la noche, pasa, igual a las dos de la madrugada y pasa sin ninguna medida precautoria; el problema ya existe.

“Lo que se va a hacer es el reacomodo y la seguridad de las personas, y ONU-Hábitat lo hará, con o sin tren maya y no puedo declarar mucho porque estamos esperando que la ONU saque ese protocolo y marque la línea de los pasos a seguir. Lo único que puedo decir es que no hay en mente sacrificar a nadie ni pisotear los derechos de nadie” dijo.

Por último, señaló que la reubicación de las familias, el costo que esto pueda implicar, es responsabilidad del organismo internacional y reiteró hay la garantía del respeto de los derechos y la comodidad de la gente.

A DESTACAR

Lo que se va a hacer, asegura Ramón Arredondo, es el reacomodo y la seguridad de la personas, que ONU-Hábitat lo hará, con o sin tren maya. Afirmó que por ahora no hay en mente sacrificar a nadie, y muchos menos pisotear los derechos de las personas.

Texto y foto: Agencia

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *