Controlando dispositivos con la mirada

Han inventado un dispositivo que permite ejecutar con la mirada los comandos más comunes que hoy se efectúan con la mano, compatible con todos los sistemas operativos y disponible en cualquier plataforma. Una nueva tecnología sin contacto ideal para estos tiempos de pandemia.

Hacer ‘zoom’ en la pantalla de un PC, pedir un resumen de operaciones en un cajero automático,  indicar el piso al que nos dirigimos en un ascensor, pagar en una tienda, acceder al metro.

Estos y muchos otros comandos de distintos dispositivos electrónicos que hoy se efectúan de modo manual, podrán efectuarse a partir de ahora sin tocar ningún elemento ni superficie, solo mirando con los ojos, ¡a golpe de vista!.

Estos comandos ‘sin contacto’ (contactless)  se realizan mediante el sistema Hiru, el primer dispositivo de seguimiento ocular (eyectracking) apto para todo tipo de plataformas tecnológicas, lanzado por la empresa emergente Irisbond.

Este sistema es capaz de ser compatible con todos los sistemas operativos en diferentes dispositivos, desde un ordenador, hasta un cajero, un ascensor o un control de accesos en un edificio de oficinas, según esta firma con su sede en España y representantes en México, Argentina, Costa Rica, Ecuador, Chile y Colombia.

Esta tecnología consta de un pequeño aparato similar a una barra de sonido equipado con circuitos electrónicos,  una cámara y sensores ópticos,  el cual aloja avanzados algoritmos (secuencias de instrucciones informáticas) basados en inteligencia artificial (programas informáticos que imitan a la mente humana), según la firma con sede en   San Sebastián (norte de España).

Esta “barra de seguimiento ocular” que es compacta y se adosa a la parte inferior de la pantalla del dispositivo que se va a comandar y al cual se conecta, incorpora un botón que permite calibrar el sistema con rapidez para ajustarlo a la mirada del usuario y que funcione óptimamente, y un indicador de luz, que indica que los ojos de la persona están siendo rastreados.

“Para empezar a utilizarlo, lo más importante es situarse adecuadamente frente a la pantalla y realizar la calibración de los ojos, un proceso que dura unos pocos segundos”, explica Eduardo Jauregui, director ejecutivo (CEO) y cofundador de Irisbond  (www.irisbond.com).

Para el proceso de calibración,  previo al uso del este sistema, se escanean el rostro del usuario y sus movimientos visuales.

Una vez calibrado, el hardware (equipo) capta la mirada del usuario y el movimiento de sus ojos, en tanto que su ‘software’ (programas) la “traduce” en movimientos y acciones precisos dentro de una pantalla, los cuales equivalen a los comandos digitales efectuados  mediante el ratón manual”, indica.

Esos comandos permiten al usuario un acceso a la información de manera natural, intuitiva y de manos libres, así como un control total de la pantalla, ofreciendo una nueva manera de comunicarse con el entorno, según Jauregui.

HACER CLIC CON LOS OJOS EN VEZ DE LA MANO

“El control por mirada se puede hacer por guiño o por fijación de los ojos (lo más común). El usuario primero personaliza el tiempo de espera, es decir, cuánto tiempo debe fijarse en el botón visualizado en la pantalla donde se realiza la acción, y una vez elegido, se controla la pantalla simplemente fijando la mirada en los iconos o botones”, señala.

El experto explica que los comandos más comunes son •los de un ratón tradicional” clic izquierdo, doble clic, clic de arrastre, entre otros”.

“Cuando el usuario mira a la pantalla, aparece resaltado visualmente en dicha pantalla mediante un círculo dinámico,  el punto donde posa la mirada o los sitios por donde la desplaza”, añade.

“Uno de los comandos más utilizados mediante la mirada es el zoom. Cuando el usuario elige el comando ‘clic con zoom’, la pantalla se agranda hacia donde la persona esté mirando, siendo  más sencillo hacer clic en puntos muy pequeños” según Jauregui.

Destaca que este nuevo dispositivo con tecnología ‘eyetracking’ permitirá controlar cualquier plataforma mediante el sistema de comunicación natural del ser humano, la mirada, “mejorará aspectos clave como los costes, los tiempos o la usabilidad, ofreciendo soluciones aptas para personas de movilidad reducida y creando así un mundo más inclusivo para todos”.

MULTIPLES APLICACIONES ¡A LA VISTA!

Adelanta que su firma estás cerrando acuerdos para aplicar su tecnología con empresas de diversos sectores como la industria, con el objeto de manejar elementos robóticos con los ojos;  automoción para técnicas de testeo enfocadas en la mirada del conductor; y medicina, evitando el contacto innecesario con dispositivos en  entornos estériles y quirófanos.

Otras áreas en las que podrá aplicar ese sistema, ya sea incorporado de fábrica o como dispositivo periférico  son: la neurociencia, para analizar el comportamiento humano y entender por qué tomamos ciertas decisiones observando dónde miramos y cómo reaccionamos ante lo que vemos; así como los hogares inteligentes ‘smart homes’; la robótica y la educación.

Irisbond calcula que el mercado de ‘eyetracking ‘o seguimiento ocular crezca de los 368 millones de dólares en 2020 a 1.098 millones de dólares en 2025, triplicándose en cinco años.

Señala Jauregui que este tipo de tecnología “tiene una alta demanda en el sector sanitario, especialmente en su vertiente asistencial, por ejemplo para el apoyo a las personas con discapacidad y la mejora de su calidad de vida y también para facilitar la comunicación de quienes padecen de esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una dolencia degenerativa”.

“Asimismo es muy demandado en el sector del neuromarketing (neurociencias aplicadas  la mercadotecnia), tanto para poder diseñar anuncios personalizados como para conocer el comportamiento de los consumidores”, explica.

“Y  en los tiempos que corren, en los que hay que evitar al máximo el contacto físico, esta tecnología puede facilitar  la vida, al permitir a las personas interactuar con el entorno utilizando únicamente los movimientos de sus ojos, y efectuar actos cotidianos como llamar al ascensor o sacar dinero sin necesidad de utilizar las manos”, puntualiza el CEO de Irisbond.

De hecho, esta firma ha sido reconocida con el Certificado del Sello de Excelencia COVID-19 de la Comisión Europea (CE), por su potencial para ayudar a paliar los estragos del virus.

Este sistema, que se venderá al público en 2021, puede usarse en cualquier tipo de ordenador o tableta electrónica, actualmente puede operarse desde Windows y se  trabaja en su compatibilidad  con los sistemas operativos iOs y Android, adelanta el fabricante.

Esta compañía está colaborando con el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) para investigar técnicas que perfeccionen sus algoritmos de ‘eyectracking’.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *