Crean murales ambientales que descontaminan

Algunos edificios de la gigantesca Ciudad de México han quedado cubiertos por bellos murales artísticos de temática medioambiental y elaborados con una pintura especial que busca descontaminar una de las ciudades más contaminadas del mundo.

Además de las imágenes de naturaleza que guarnecen las paredes, estas son pintadas con una pintura elaborada con tecnología Airlite, la cual permite oxigenar el aire mediante la reacción química que se da cuando la pintura entra en contacto con los rayos del sol, emulando el proceso de fotosíntesis de los árboles.

Son tres los murales que cubren las fachadas de edificios en diversos puntos de la Ciudad de México y los tres forman parte del proyecto “Absolut Street Trees”.

Los muralistas encargados de ejecutar el proyecto ocuparon una superficie de 2 mil metros cuadrados. Esta extensión equivale a 2 mil metros cuadrados de árboles y elimina la contaminación que emiten 60 mil automóviles al año.

La directora de marcas de Pernod Ricard México, Ana Carolina Herrera, dijo a Efe que la campaña busca que los jóvenes de México aprecien el arte y el medioambiente.

“Uno de los retos más difíciles de la ciudad es el problema de la contaminación. Por ello, mezclando la tecnología y el arte se creó esta manera de plantar árboles de manera creativa, creando murales urbanos que, además de imprimirle un sello vibrante y colorido, contribuyen a oxigenar el aire de la Ciudad de México”, expuso.

También se busca exhibir mensajes que tengan que ver con la libertad del ser humano, la igualdad y la responsabilidad social.

De acuerdo con Herrera, esta pintura biotecnológica durará sobre las paredes un tiempo aproximado de 10 años.

El arte con temática medioambiental es un vehículo comunicativo que desde hace años han utilizado artistas internacionales para exponer sus ideas y preocupaciones.

El medioambiente permite a los creadores reinventar signos y elementos a su disposición, propiciando un cambio de valores sociales que apuntan a la reordenación de la sensibilidad sobre el entorno.

Entre los artistas que colaboran en este proyecto figura Boa Mistura, un equipo multidisciplinario que surgió en España a finales de 2001. Estos artistas españoles optaron por pintar sobre un edificio de la emblemática glorieta de la Diana Cazadora, en el Paseo de la Reforma, un colorido árbol de la vida sobre el que se lee “Soy porque somos”. El colectivo considera con esta obra que todos los seres humanos son únicos y parte de un todo, como hojas que comparten un mismo árbol, raíz y tronco.

El artista mexicano Revost, reconocido por combinar con maestría el arte oriental y los símbolos prehispánicos, dijo que su mural es una muestra de que “está comprometido con la vida y con un estilo de vida sustentable”.

Para esta ocasión, optó por dibujar serpientes, águilas y árboles, una imagen que representa la igualdad de género en plena colonia Roma. Según el artista, las imágenes de árboles hablan de un ecosistema que defiende el movimiento, la energía del color y la convivencia igualitaria.

Texto y fotos: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *