Cuentos de las esquinas de Mérida

Por Ángel E. Gutiérrez 

El pasado 22 de marzo, en el marco de la Feria Internacional de la Lectura Yucatán (Filey), se llevó a cabo la presentación de la segunda edición del libro Cuentos de las esquinas de Mérida, del distinguido cronista y profesor universitario don Jorge H. Álvarez Rendón. Con esto, el autor cumplió lo que él mismo consideró como un capricho: presentar los Cuentos en la Filey, un proyecto del cual ha sido siempre un convencido promotor; además, felizmente, se pone de nuevo al alcance los lectores el título, cuya primera edición de 300 ejemplares se agotó desde hace tiempo.

La segunda edición, corregida y aumentada, compila 19 Cuentos sobre el posible origen de los nombres con los que tradicionalmente se denominan otras tantas esquinas del Centro de Mérida, como “La tucha”, “El ave de oro”, “El degollado”, “La flor de mayo”, “Los dos camellos”, “Aquí te espero”, “El Toro agachado”, entre otras. Se trata de relatos breves, sencillos y amenos –tal vez animados por la sobriedad y belleza del recoleto Convento de La Mejorada del cual es vecino nuestro cronista– realizados, según el propio autor, como “yuxtaposición de lo histórico y lo imaginado”. En efecto, los Cuentos llevan al lector por diversos pasajes de la historia de la ciudad entre los siglos XVII al XX; en otros casos, los relatos simplemente ocurren en un tiempo indeterminado.

Por las calles y las casas de Mérida que sirven de escenario para los Cuentos, transitan obispos, caudillos mayas, gobernadores decimonónicos, frailes mendicantes, inmigrantes españoles y cubanos, vates de barrio, jóvenes disolutos y niñas malcriadas. Todos ellos protagonistas, en mayor o menor medida, de los sucesos que derivaron en los nombres con los que la gente “bautizó” a las esquinas de los diversos rumbos a ciudad.

La intención del Mtro. Álvarez Rendón es que los meridanos vuelvan a mirar su ciudad y se interesen en descubrir los nombres de sus esquinas, tímidamente señalados con placas de ingenuo y cautivador diseño. Sin duda, la obra de don Jorge contribuye desde ahora a lograr este noble propósito. En su Apología para la historia, Marc Bloch aconsejaba a los que hemos decidido dedicar nuestros días al oficio de historiar el pasado a no quitar a la historia su parte de poesía. Sin sonrojos, los Cuentos de las esquinas de Mérida nos presentan una historia de nuestra ciudad plena de poesía y es, al mismo tiempo, un canto poético a Mérida lleno de historia. No resta más que felicitar al autor por esta segunda edición del libro y, desde luego, invitar ampliamente a la lectura del mismo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *