Olvidémonos del plástico de un solo uso

La iniciativa busca concientizar, sobre todo a niñas y niños, para dejar de usar plásticos de un solo uso, como los popotes y las bolsas

“Hola, soy una bolsa de plástico. No recuerdo cómo me formé, pero sí que era muy bonita, transparente y suave. Yo creí que era muy útil, pues una vez me llenaron de jícama y chilito.

“Recuerdo que me llevaron a la playa, el agua estaba muy sucia y parecía contaminada, y una persona me olvidó.

“Había mucho viento y volé hacía el mar, me puse triste y sucia. La corriente me llevó a una parte muy azul y me puse muy contenta.

“Pude ver muchos animales, como tortugas, peces y uno que otro tiburón.

“Un día pasé por unos peces que me daban pequeñas mordidas. Pasaron los meses y me di cuenta que yo era un peligro, contaminaba el medio ambiente.

“Quiero ser útil de nuevo y no contaminar. #Desplastifícate”.

Lo anterior es un cuento corto de la autoría de la niña Joyce Acalli Novelo Viceizo, que forma parte del libro “Te Cuento un Cuento que Cuide el Planeta”, un esfuerzo editorial de la organización ambientalista Chalchi.org en su lucha por concientizar y educar a los ciudadanos, sobre todo a los niños y niñas, para dejar de usar los plásticos de un solo uso, como los popotes y las bolsas del súper.

El cuento corto es de la autoría de la niña Joyce Acalli Novelo Viceizo, que forma parte del libro “Te Cuento un Cuento que Cuide el Planeta”, un esfuerzo editorial de la organización Chalchi.org.

La obra fue editada con la colaboración de empresas y amigos de la organización, y su coordinadora de proyecto, Olga Díaz Ordaz Terrones, habla entusiasmada de lo que se ha avanzado en los últimos tres años.

“Lo que promovemos entre los niños, niñas y jóvenes es que debemos tener compasión por los animales y las plantas, para ello es bueno tener una actitud de cero basura”, dijo.

Hay que leer, agrega, pero también hay que dedicar tiempo en sembrar plantas, limpiar playas, reciclar, reutilizar, reducir y consumir responsablemente sin plásticos.

“El reto más grande al que nos enfrentamos es el cambio de conciencia humana, no salvar al planeta. El planeta no necesita ser salvado, nosotros sí”, advierte.

En entrevista, Díaz Ordaz Terrones reconoce que se ha logrado algo muy importante con la aprobación de reformas a la Ley Integral de Residuos, mediante la cual se logró prohibir gradualmente los popotes y las bolsas de un solo uso.

“Ahora ya estamos trabajando por una ley general y esta primera propuesta se viralizó en todo el país; además logramos presentarla el primer día que la titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable tomó el cargo y Yucatán fue uno de los primeros estados que se sumó en la reforma de la Ley”, afirmó.

Entre los indicadores que se han logrado con esa iniciativa, dijo, es que se reduzca el uso en un 30 por ciento de popotes y bolsas, las tradicionalmente conocidas como del súper, lo que es un gran avance antes de la llegada de la pandemia, que obligó al uso de plásticos y desechables por cuestiones de salud.

“Sin embargo, con la llegada de las vacunas y la conciencia que se ha logrado entre la población se debe volver a los porcentajes que se conocieron antes del covid-19”, concluyó.

Texto y fotos: Esteban Cruz

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *