Después de 10 años, la reactivación del hospital de Ticul, ya será una realidad

A más de una década del inicio de la construcción del hospital regional de segundo nivel de Ticul, este edificio será retomado por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), pues este martes se firmó el convenio de colaboración con el Gobierno del Estado de Yucatán para que, a finales de año, o a principios del 2022, inicie la reactivación de este nosocomio.

Durante su mensaje, y ante la presencia del titular de ese instituto Zoé Robledo Aburto, el gobernador Mauricio Vila Dosal señaló que este tema es de suma importancia para la entidad, pues es una vieja demanda que se ha tenido en ese municipio, y poblaciones aledañas, que requieren atención médica.

“Esta solución de tan añejo tema, ya lleva dos administraciones estatales, y parte de la actual, específicamente 10 años, pues este problema empezó desde que se anunció este hospital en el gobierno de Ivonne Ortega Pacheco mediante el esquema de Proyecto de Prestación de Servicios (PPS), que fue cancelado durante la gestión de Rolando Zapata, lo que ocasionó que la empresa demandara al ejecutivo por no cumplir con el convenio” relató.

Explicó que en ese entonces se generaron dos sentencias, la primera en una corte internacional que condenaba al Gobierno de Yucatán, a pagar más de 600 millones de pesos como indemnización, y otra a nivel nacional, que hablaba de una sentencia de 130 millones de pesos; más 62 millones que el gobierno tenía que regresar, de un fideicomiso que la empresa había depositado.

“Con esas sentencias ya dictadas entramos a este gobierno, por lo que durante una plática con el presidente Andrés Manuel le expuse este problema, ya que representaba un grave gasto para la entidad, por lo que después de muchas platicas, se acordó que el IMSS entrara al “quite”, que fue la pieza clave para resolver este conflicto” aseveró.

El mandatario estatal detalló que este convenio consiste en que el ejecutivo seda estos terrenos al IMSS, para que puedan construir un hospital de 30 camas, con capacidad para 80, y que el Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) pueda crear una clínica de rehabilitación regional.

“Posteriormente lo que hará el Gobierno de Yucatán, es devolver a la empresa el fideicomiso de 62 millones de pesos, pero la buena noticia, es que desistieron de la demanda que interpusieron contra la administración, por lo que no tendremos que pagar ni los 600 ni los 130 millones de indemnización” expuso.

Vila Dosal agregó que en breve se hará la licitación, para que, a finales del año o principios del próximo, se dé continuidad a estas obras, ya que lo más importante es que este hospital ya se va a concluir, y con ello tener resuelto este tema.

Reconoció el trabajo en equipo que ha hecho la autoridad estatal y federal, para lograr acuerdos en beneficio de los ciudadanos, sin importar las diferencias partidistas.

Texto: Georgina Bacelis.

Foto: Cortesía.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *