Discriminación racial afecta a los indígenas

Para combatir la discriminación racial y acceder a tierras que solo son destinadas a los hombres, nada como la organización para elevar la producción y el empoderamiento de las mujeres indígenas, afirmó Natividad Graciela Clemente Ramírez, delegada maya en la Cumbre de Mujeres Líderes Latinoamericanas.

En el evento, que concluyó anoche con un brindis en Dzytiá, Clemente Ramírez advirtió de la necesidad de luchar en contra de la discriminación, que es más fuerte en el caso de las mujeres indígenas.

—Yo soy de Guatemala, de Quetzaltenango, una población prácticamente maya en el que las mujeres somos preparadas para casarnos y cuidar a nuestros hijos. Muy pocas estudiamos y muy pocas hacemos lo que realmente nos gusta. En mi caso estudié contaduría pública, pero no era que lo quería, pero mis padres lucharon con todo para darnos estudios a otros 12 hermanos. Realmente es complicado salir adelante—relató la activista, quien vino a Mérida como parte de la Cumbre de Mujeres Líderes Latinoamericanas.

En su caso, ejemplificó, pese a estudiar, se juntó con su marido y con la llegada de los hijos tuvo que dedicarse al hogar, pero cuando ellos crecieron también llegaron las necesidades.

—Entonces pensé en hacer algo, me puse acuerdo con otras mujeres y comenzamos a sembrar tomates de invernadero, después fuimos becados por We Américas, una organización que apoya a las mujeres que trabajan la tierra, nos capacitaron y organizaron para aumentar nuestras ganancias. Cuando volví a mi hogar tras la beca, potencializamos el proyecto. En mi caso ahora ya pertenezco a dos cooperativas, una de crédito y ahorro y la otra de producción agrícola—contó la indígena guatemalteca.

We Américas, dijo, es un programa del Departamento de Estado, de Estados Unidos, y la finalidad es capacitar e intercambiar experiencias entre mujeres de Latinoamérica, con la finalidad de potencializar los programas a favor de las mujeres que producen la tierra.

—Somos de We Américas y somos como 40 delegadas que andamos hoy en Mérida y quisiera decir a las mujeres que busquen oportunidades, que no dejen pasar sus sueños, ya que pueden lograr nuestros objetivos, sin importar la edad y las circunstancias—señaló.

EMPODERAMIENTO FEMENINO

Como delegada indígena, Natividad Graciela dijo que su trabajo está enfocado en el empoderamiento de la mujer indígena, que haga mejor sus productos, cómo salir de las zonas rurales para triunfar en la ciudad, todo ello a partir de los productos que elaboran con sus propias manos.

—Como mujeres y como indígenas pedimos un lugar en la sociedad, tenemos muchos problemas, como la discriminación racial, no tenemos igualdad y equidad de género, por esa misma situación estamos buscando un lugar en la sociedad, que seamos reconocidas como mujeres, como indígenas —manifestó.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *