Donald Trump convierte el control del derecho al voto en estrategia electoral

Con las críticas de fraude al sufragio por correo, el presidente de EU parece estar sentando las bases para disuadir de la participación en los comicios de noviembre.

Con las críticas de fraude al voto por correo y sus maniobras para obstaculizar el censo, el presidente estadounidense, Donald Trump, parece estar sentando las bases para disuadir de la participación en las elecciones de noviembre y a más largo plazo restringir el voto de minorías como estrategia de dominio electoral.

La Casa Blanca insistió ayer en las dudas de la legitimidad del voto por correo planteadas el jueves por Trump en un tuit en el que sugería que debido a las posibilidades de fraude las elecciones debían posponerse, algo inédito en la historia de la democracia estadounidense y que levantó la oposición tanto de legisladores demócratas como republicanos.

“Siempre un sistema en el que se envían masivamente papeletas va a tener un mayor riesgo de fraude”, aseguró ayer la portavoz de la Casa Blanca Kayleigh McEnany, que aseguró que existe riesgo de que papeletas enviadas a los votantes registrados se utilicen para cometer fraude de suplantación, algo que ningún experto independiente considera posible.

El asesor de Trump Stephen Miller aprovechó ayer el púlpito del popular programa Fox and Friends para reiterar la desinformación sobre el “catastrófico” voto por correo por el cual se mandan papeletas automáticamente a los votantes, una práctica que realizan 14 estados y que es habitual en gran parte de Europa.

“Una cosa que debe considerar la audiencia: nadie tiene que confirmar su identidad en el voto por correo, ni siquiera comprueban si eres ciudadano”, aseguró Miller, algo que difiere de la realidad, ya que los estados con este sistema autentifican la firma, algunos requieren testigos y otros piden una copia de una identificación.

Un estudio publicado ayer por investigadores de Harvard, Rutgers y otras universidades muestra que en un 22 % de los estadounidenses se oponen al voto por correo, cuyo uso se espera que se dispare debido a los riesgos que supone ir al colegio electoral durante la pandemia de la COVID-19.

DISUADIR EL VOTO

El expresidente Barack Obama advirtió el jueves en el funeral del congresista y activista negro John Lewis de que “los que están en el poder están haciendo lo posible para disuadir a la gente a ir a votar” con “precisión quirúrgica”.

En opinión del profesor de Derecho del colegio universitario Irvine, Rick Hasen, Trump quiere suprimir la participación electoral con sus declaraciones más que postergar la fecha de los comicios.

Lo que le sorprende es que lo haga de una manera que también puede afectar a su base de votantes más fiel. “Si metes presión para que el globo explote; explotará, pero lo hará para todos”, opinó en entrevista con el Los Angeles Times.

Texto y foto: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *