Ecosofía

Por María de la Lama

En octubre de 1992 se publica en la revista francesa Le Monde Diplomatique un artículo del filósofo y psicoanalista Feliz Guattari, fallecido dos meses antes. En el artículo, titulado “Por una refundación de las prácticas sociales”, el autor expone un análisis de varias problemáticas sociales que reconoce en su momento histórico. A pesar de (o tal vez debido a) la particularidad de ese momento y de la multitud de cambios significativos que se han vivido desde entonces, la lectura de este texto resulta valioso hoy.

Una parte importante de la propuesta filosófica de Guattari es lo que él llama “Ecosofía”. Esta Ecosofía la propone el autor como una forma de abordar la crisis ecológica del planeta, que, dice Guattari, está inevitablemente entrelazada con la situación económica y política que vivimos. La ecología es un concepto muy útil porque representa un modelo particular de relaciones entre individuos u organismos vivos y su entorno: una red de relaciones que no es jerárquica y que funciona de forma dinámica y descentralizada. Los ecosistemas se componen de organismos, comunidades, y componentes no vivos de un entorno que interactúan dinámicamente entre ellos; Guattari sostiene que las relaciones entre la subjetividad humana, las relaciones sociales y el medio ambiente son análogas.

Guattari propone que nos relacionemos entre seres humanos, entre subjetividades y con el medio ambiente, de forma rizomática. También inspirado en una noción proveniente de la biología, un rizoma es un modelo conceptual que rompe con el sistema jerárquico tradicional de presentación de ideas y conocimiento. En el sistema tradicional basado en la jerarquía, se parte de una base o raíz de la cual van derivándose ramas que están subordinadas a las ramas anteriores, más importantes o generales. La alternativa de Guattari y Deleuze es una forma mucho más dinámica, en la que cualquier elemento puede interactuar con cualquier otro de forma no jerarquizada. Este modelo permite “aprehender las multiplicidades”, en vez de invisibilizarlas, minimizarlas o eliminarlas, como hace el modelo tradicional.

 

 

Yucateca. Estudiante de Filosofía por la Universidad Iberoamericana.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *