Editorial

Cuando pensamos qué es la soledad, pensamos en cómo nos sentimos sin nadie en nuestras casas o en nuestras vidas, pero si de verdad queremos saber cómo es la soledad, deberíamos recordar cómo se vieron anoche el presidente y el gobernador encabezando sus respectivas ceremonias del Grito de Independencia de México.

Y si hablamos de cosas que cambiaron en el 2020 por la pandemia del coronavirus, esta es una de las más notables, ya que nunca desde que esta celebración se realiza de manera pública como fiesta nacional, se había llevado a cabo el Grito de Dolores sin nadie que pudiera escucharlo.

Es más, el presidente Andrés Manuel López Obrador llevó esta celebración un paso adelante y terminó siendo su mejor evento de todo el 2020, por el sentimiento que le puso y toda la fiesta y algarabía que se dio alrededor de esta celebración.

Recordamos que en 1988 cuando llegó el huracán “Gilberto”, el Grito fue suspendido por completo, pero esta es la única ocasión que se recuerda que se realiza sin nadie de gente que lo pueda escuchar, por lo que nos encontramos en un momento histórico.

Estimados lectores, ojalá hayan visto bien la celebración de anoche, ya que nuestro presidente y nuestro gobernador hicieron historia, porque es posible que sea la única vez en nuestra vida que hayamos atestiguado un suceso similar. Fue un acto histórico y no para bien.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *