EDITORIAL

Ayer, la Organización Mundial del Trabajo informó que con la llegada del coronavirus, el mercado del empleo vive su mayor crisis desde la Segunda Guerra Mundial, con más de mil 250 millones de personas que corren el riesgo de ser despedidos.

Esta es una información que nos da una pequeña muestra de lo que está pasando en el mundo y de la cual México y Yucatán no son la excepción, ya que la incertidumbre por no conocer la fecha en la que esta crisis puede terminar y el miedo de perder su patrimonio, puede llevar a que las micro y pequeñas y medianas empresas tomen la determinación de comenzar a recortar personal.

Es por eso mismo que ante este panorama, es importante que todos los yucatecos comencemos a tomar conciencia de nuestra propia capacitación y el darle un valor a nuestro propio trabajo, aprendiendo habilidades que le otorguen un valor a los diferentes sectores del mercado.

Tenemos que ser conscientes de que no podemos esperar a que las autoridades rescaten y otorguen subsidios a los empleos todo el tiempo, sino que también tenemos que buscar otorgarle un servicio diferente al consumidor y que sea de uso real para la comunidad.

Hay que aprender sobre el manejo del dinero, tomar conciencia de nuestras posibilidad, hacer ejercicio y dejar los vicios.

El mexicano siempre ha tenido un gran talento y capacidad, y a esas características hay que sumarle dos que son vitales: la disciplina y la responsabilidad social. Sólo de ese modo podremos afrontar esta crisis sin temor y formaremos un mejor estado y país.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *