Editorial

Lo trajeron para que soltara toda la sopa y los posibles actos de corrupción cometidos mientras era director de Pemex, y si bien Emilio Lozoya todavía no ha dicho gran cosa en México, en España sí que lo hizo, al echar de cabeza a varios políticos importantes.

Esto es lo que quería la 4T y es lo que el presidente Andrés Manuel López Obrador predijo que pasaría, ya que se trata de uno de los peces gordos de la administración pasada y de los que más información podría aportar al fraude de Odebrecht.

En primera instancia echó de cabeza al excandidato del PAN a la presidencia Ricardo Anaya, de quien afirmó que le dieron 6.5 millones de pesos para que aprobara la Reforma Energética, y que entre otros panistas también se encontraba Ernesto Cordero. Además, dijo que parte del dinero se usó para la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto.

Todo esto ha sido usado por el partido en el poder para bombardear a sus adversarios en un momento álgido para la administración de la 4T.

Haría falta saber si todos estos dichos son ciertos, o si veremos una negociación bien llevada por parte de Emilio Lozoya para embarrar a los adversarios políticos de Morena de cara a las elecciones del 2021.

En caso de que sea esto último, hay que señalar que por el momento el numerito está dando resultados…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *