Editorial de Peninsular Punto Medio

Para el siguiente proceso electoral se vivirán unos comicios históricos, ya que serán los primeros en los que, por ley, los partidos tendrán que postular como candidatas a mujeres en al menos la mitad de los 30 municipios más poblados de Yucatán.

Luego de muchos años de lucha las mujeres por fin lograron un avance significativo en materia de paridad política, ya que al tener candidatas en, al menos, 15 de los municipios con más población, la posibilidad de tener una fémina como gobernadora del estado aumenta en un gran porcentaje.

La realidad es que en el interior del estado la participación de las mujeres en la política se reducía a que hombres las utilizarán para aparentar una falta igualdad y una aparente democracia. Es bien sabido que durante muchos años, a pesar de que una mujer era la que aparecía como alcaldesa, en la práctica era el esposo quien gobernaba. De este modo, el hombre podía dominar en este municipio durante varios periodos sin que se “vea mal”.

Estas historias son las que muchas veces nos hace darnos cuenta de las trampas que se dan en la política yucateca y que deben ser erradicadas.

Ahora éste es un gran paso, pero no hay que dejar de señalar que la política no requiere de más hombres o más mujeres, sino que necesita “buenas personas” sin importar de qué género sean. Los mexicanos necesitamos menos corrupción e impunidad y más honestidad, y eso sólo nos lo pueden dar personas con valores. Sin embargo, es un gran logro, sin duda.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *