Educación pública está en riesgo

Al señalar que la inequidad que existe en las universidades no es culpa de los directivos, el rector de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), José de Jesús Williams, aseguró que hoy la educación pública vive en amenaza, ya que si no hay el financiamiento correspondiente esta se estanca y corre el riesgo de que haya un retroceso en la calidad.

Así lo expuso durante el XII Seminario de la Red Jurídica de Universidades Públicas, a la cual se sumaron las Universidades Autónomas de Baja California, del Carmen, de Morelos y de Nuevo León.

Durante el evento, el cual tuvo como sede la Facultad de Derecho, el rector hizo énfasis en que la educación es un tema que no está a discusión, ya que hoy la sociedad necesita personas con un compromiso, preocupadas y ocupadas con el entorno.

“Hemos destacado la importancia de la educación, si no hay claridad no puede haber crecimiento en ningún país. Los países de primer mundo, primero hicieron su cimiento a partir de la educación, y de ahí lograron construir todo lo demás: un desarrollo social y económico”, expuso.

Pero también aprovechó para deslindar a las instituciones educativas de la inequidad que existe entre los jóvenes que quieren continuar con su preparación académica.

“No es nuestra culpa, nuestra culpa es atender con base a todas las capacidades que tenemos instaladas. Siempre hemos dicho que están las universidades públicas con toda la experiencia, la intención y la fuerza para seguir creciendo, pero para hacerlo se requiere apoyo”, indicó.

Aunque luego se le cuestionó quién tendría la culpa de la inequidad expuesta, De Jesús Williams no quiso señalar a un responsable de manera directa, pero insistió que la Universidad tiene una función y capacidad instalada para atender a los jóvenes y con base a ésta se hace todo lo posible.

En su discurso también habló sobre la amenaza que padece la educación pública en México de no existir el financiamiento correspondiente.

“Aquí hay un tema en la formación, no es solo pensar en un licenciado o licenciada, todos en algún momento somos pacientes de algún doctor, lo único que se está deseando es una calidad en el servicio, y tiene que venir de nuestras universidades”, comentó.

Al cuestionarle sobre la postura del presidente de la República Andrés Manuel López Obrador de eliminar los exámenes de ingreso, desmintió estar en contra de esta propuesta, ya que el tema no es ese. El motivo de seleccionar a los alumnos se debe a la falta de capacidad. “Si hubiera, entran todos. Es simple”.

Para el ciclo escolar 2019-2020 la Uady recibió la solicitud de 15 mil aspirantes, de los cuales solo cuatro mil pudieron ingresar, “pero es lo que tenemos, no hay manera de ubicar a todos. Y eso es frustrante para nosotros”, insistió.

Autonomía universitaria, ¿Incómoda?

Por su parte, el maestro en derecho Renán Ermilo Solís Sánchez, abogado general de la Universidad, aseguró que hoy las autonomías parecen ser incómodas, al menos así se percibe, por lo que cuestionó cuál debe ser el papel de las instituciones de nivel superior: ¿deben ser solamente testigos de lo que acontece? ¿les corresponde alguna participación para preservar el estado de derecho?

“En razón a esto, hoy más que nunca debemos estar unidos, esforzarnos cada vez más y apoyarnos en el desempeño de nuestras actividades”, dijo.

La Red Jurídica, indicó, tiene el propósito de fortalecer las tareas de las oficinas, direcciones, departamentos y jurídico, y actualmente dada las circunstancias del país, este seminario tiene gran importancia, “porque estamos viviendo cambios drásticos y algunos de ellos dañan a la universidad pública autónoma”.

Los problemas van desde la afectación grave del presupuesto, hasta resoluciones que violentan la autonomía universitaria, pasando por iniciativas presentadas en diversas entidades federativas que infringe el principio de autonomía de las universidades.

Texto: Jesús Gómez

Fotos: Jesús Gómez / Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *