El antecedente de la feria de Xmatkuil fue en el Parque de la Paz, en 1950

Nace como Exposición y Feria Agrícola, Industrial y Comercial del Estado de Yucatán y dos años después se incluye la ganadería, a propuesta del gobernador Tomás Marentes

Debido al coronavirus, este 2020 nos quedaremos con las ganas de disfrutar de la tradicional Feria de Xmatkuil, que de manera ininterrumpida se organiza desde 1974 en los terrenos de la comisaría meridana del mismo nombre. De hecho, en condiciones normales, este viernes se estaría inaugurando la edición 46 de este evento que es considerado el máximo escaparate de toda la actividad industrial, comercial y ganadera en la entidad y una de las de mayor prestigio a nivel nacional e internacional.

Y mientras esperamos que el próximo año, las condiciones sanitarias permitan su reanudación, le invitamos a hacer un viaje al pasado para situarnos en el Parque de la Paz, donde con gran expectativa se inauguraba el primero de junio de 1950, la Exposición y Feria Agrícola, Industrial y Comercial del Estado de Yucatán.

En una crónica de Arturo Millet R. publicada en la revista “Frente a la Selva”, especializada en actividades de la Industria maderera en Yucatán, se detalló que el evento fue inaugurado a las cinco de la tarde por el Presidente Miguel Alemán Valdez, que venía procedente de Campeche, por lo que después de ingresar a la ciudad por la avenida Aviación, llegó a un pletórico Parque de La Paz que lucía una iluminación que se describía por el autor como un espectáculo cautivador.

A las cinco de la tarde con clarines se anunciaba la visita presidencial con su avanzada de motociclistas, y momentos después el mandatario inauguró la exposición de productos elaborados en él.

YUCATÁN DE HACE 70 AÑOS

Entre los pabellones se destacaban el de la industria cordelera, el de la industria maderera, que estaba representada por las empresas Maderas de Yucatán, Madereria del Trópico, Caobas Mexicanas y Lignun, que producia pisos de duela, y que fue la ganadora de un premio especial en la primera edición de la Expo.

Tambien se contó en los pabellones con la presencia de los ingenios azucareros y fábricas de cerveza, galletas y pastas, además de jabones, cigarros, harina y hasta refrigeradores. En la muestra también estuvo representada la industria de artefactos de henequén y de calzado.

La clausura de esta edición de la Exposición y Feria Agrícola, Industrial y Comercial del Estado de Yucatán, concluyó el 15 de junio y correspondió al gobernador José González Beytia hacer la clausura protocolaria.

Con respecto a la incorporación de la ganadería a este evento, es en una publicación denominada “Anécdotas y Algo más” del Blogspot Ki.Yucatán.com, donde se explicó que en el año de 1952 gobernaba la entidad Tomás Marentes, viejo amigo del presidente Miguel Alemán, que no era muy querido por el pueblo, pues además de ser campechano, pues nació en Tenabo, toda su vida había vivido fuera de Yucatán por lo que queriendo congraciarse con el pueblo, ordenó se organizara una Feria Agrícola y Ganadera en los alrededores del Parque de la Paz, la que para los jóvenes de esa época, había despertado una expectativa muy grande por los juegos mecánicos y novedades que se verían allí. En las noticias que se escuchaban, era que llegarían muchas novedades y atractivos de la ciudad de México y que incluso era muy posible que Pedro Infante viniera a la inauguración.

La presencia de una enorme “rueda de la fortuna” que era más alta que una casa de dos pisos y las filas de focos incandescentes que la adornaban, llamaba fuertemente la atención del público, lo mismo que el Pulpo que era una atracción entonces novedosa en cuyos brazos contaba con sillas giratorias que subían y bajaban mientras que por los altavoces, se anunciaban las tómbolas y la lotería; los vendedores de: pirulines, sorbete, algodón de azúcar, buñuelos, pastelillos y toda clase de fritangas llenaban de aromas y sabores todo el parque.

En este relato se mencionó que en el puesto de la Sidra Pino, se regalaba el nuevo Soldado de Chocolate, y que en uno de los costados del parque se instalaron los corrales para la exhibición del ganado, en donde se destacaban los ejemplares de razas africanas con largos cuernos que llevó a la feria Cabalán Macari.

—Por supuesto que ahí estaban también los famosos toros de Palomeque, que servían para las corridas; la Secretaria de Agricultura y Recursos Hidráulicos había llevado a la Feria unas curiosas vacas pintas, que según explicaron eran vacas lecheras de la raza Holstein —se detalló en esta obra que vale la pena disfrutar ahora que por el tema de la prevención de contagios de coronavirus hay que hacer todo lo posible por permanecer en casa.

Texto: Manuel Pool Moguel

Fotos: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *