El bullying ya nos rebasó: especialista

La jefa del departamento de Desarrollo Humano de la Segey, Patricia Cabrera Rivera, indicóque el acoso escolar no es una situación exclusiva de la escuela, es un fenómeno que nos rebasa y cuya base está en la no aceptación de los demás y como hacer notorias las diferencias, comenta Patricia Cabrera Rivera, “Las ofensas siempre existen; sin embargo, las de hoy día suele ser diferentes porque los contextos cambian. Antes la familia estaba más involucrada en la educación de los hijos, los padres reconocían su función de poner las normas, disciplina y fomentar los valores. Los niños pasan más tiempo fuera de la escuela, que dentro de ella”, resaltó. 

“Los medios de comunicación también tienen parte de responsabilidad, sobre todo por el mucho contenido que exponen a los niños y jóvenes, quienes no saben seleccionarlo. A esto se añade el mal uso de las redes sociales. ¿Cuántos padres se vinculan en el manejo de las redes sociales de sus hijos? 

“Hay que a anzar los lazos de responsabilidad que compartían la escuela y las familias. Todos queremos ciudadanos que crezcan en un clima sin violencia”, comenta la educadora. 

Divulgación del problema 

En Yucatán, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) comenzó los trabajos para que los maestros tengan la información y capacitación sobre cómo sería su papel ante los casos de bullying. 

“En el acoso escolar intervienen tres actores: el victimario, la víctima y los observadores, los tres deben ser tratados. Mientras sigamos en silencio y seamos pasivos, reforzamos al acosador”, comentó Patricia Cabrera. “Como padres de familia debemos estar alertas a las pistas que nos dan nuestros hijos. La víctima no quiere ir a la escuela, muestra poca tolerancia, en ocasiones vomita antes de llegar al plantel y tiene una actitud pasiva”, comentó 

“Sí el alumno es el agresor, hay que fijarse en su irritabilidad y suele llevar objetos que no les pertenecen. Ambos casos, deben reportarse a los profesores”, expone.

Se recomienda a los docentes educar al alumno para que aprenda a decir no y busquen acercarse a un adulto en caso de ser víctimas. 

“También es necesario aprender a identificar el bullying. El acoso escolar es un tipo de violencia; pero no toda la violencia es acoso escolar”, cita Patricia Cabrera. 

Denuncias de casos 

Al respecto, el portal de la Segey puso un micrositio en donde se puede denunciar los casos. 

De diciembre de 2014 a julio de 2016, señala, se recibieron 49 denuncias: 33 fueron vía internet; nueve casos en la plataforma digital de la SEP y siete mediante oficios o de manera telefónica. 

Además está la guía “Lineamientos generales para el establecimiento de ambientes de convivencia escolar democrática, inclusiva y pacífica” para que los maestros trabajen en sus planteles.

“El documento da herramientas para elaborar los acuerdos de convivencia escolar, que permitirán mejorar las relaciones humanas y los alumnos tendrán un ambiente sano. 

“Para la elaboración de los acuerdos de convivencia, que no es lo mismo que un reglamento, deben intervenir los papás, alumnos y docentes. Las acciones son formativas más no punitivas, es decir, no exclu- yen al acosador, lo invitan a re exionar sobre sus actos”, abunda. 

La maestra recomienda a los papás estar más de cerca de sus hijos, conocer a sus amigos y con quiénes se rodean y ponerle límites.-Irbin F.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *