El fantasmita…

Todos los niños contaban lo mismo. Aquel nuevo alumno se comportaba fatal. Era presumido, y amigo de la bronca. Si no le gustaba algo insultaba. Incluso a veces pegó a algún pequeño.

Pablo deseó con todas sus fuerzas un cambio..

Y aquella noche un fantasmita travieso visitó los sueños del chico abusón. Con cuidado pero con dureza le hizo ver que su conducta era muy dañina, que hacía infelices a sus compañeros. Algunos hasta lloraban…

El crío cambió. Por la mañana no supo qué le había ocurrido. Pero se sintió diferente. No incordió a nadie. Pidió las cosas por favor. Prestó sus juguetes. Y en una semana tenía amigos y eran bien apreciado…

Pablo estaba contento…

Entonces su hermana Cristina empezò a tener problemas. Una niña de su escuela se burlaba de ella, también le cogía el almuerzo sin permiso. Hacía cosas feas, y Cristina lo estaba pasando mal…

Pablo deseó muy fuertemente un arreglo…

Y el fantasmita visitó en la noche a la niña y le ofreció un recorrido fantasmal a través de su vida. La obligó a verse robando, a verse riéndose de otras chicas… Y la pequeña se arrepintiò de su conducta…

Y desde entonces la escuela funcionó de maravilla. La niña dejó atrás su comportamiento negativo, fue todo sonrisas y amabilidad, y al punto hizo amigas y fue muy dichosa jugando con ellas…

Entonces al fantasmita le hirió otro fantasma…

Y Pablo, que poseía un don especial para detectar esas cosas, dibujó en la pizarra un montón de fantasmitas. Todos contentos. Jugando en un prado. Todos en buena armonía.

Y el fantasmita le regalò un libro de cuentos!

Dedicado a Luis, con todo cariño
Dedicado a cualquier niño que sufra bullying, hay que atajar el problema y solucionarlo…

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *