El INE defiende el veto a AMLO sobre las elecciones

El presidente del ente electoral, Lorenzo Córdova, explica que la determinación busca evitar lo que ocurrió en 2006 cuando Vicente Fox incidió en los comicios

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, defendió el domingo la decisión tomada el viernes por el organismo de que todos los servidores públicos eviten manifestarse respecto a temas electorales y a emitir opiniones a favor o en contra de aspirantes y coaliciones la cual, aseguró, es congruente con la constitución.

A través de un breve video publicado en su cuenta oficial de Twitter, el funcionario señaló que la decisión está también en línea con la actitud que el INE ha mantenido a lo largo del tiempo “independientemente del partido que esté en el poder”.

Señaló que esta determinación busca “que lo que nos ocurrió en 2006 nunca más nos vuelva a pasar”, pues aseguró que, entonces, el presidente Vicente Fox, del derechista Partido Acción Nacional (PAN), incidió en las elecciones de aquel año. Abundó que Fox “con sus recurrentes intervenciones” intentó incidir en el voto ciudadano y puso en riesgo la elección.

“Por eso se modificó la constitución y se llevó al texto de la misma el principio de imparcialidad con el que deben comportarse todas y todos los servidores públicos frente a los contendientes políticos durante las elecciones”, zanjó.

Recordó que esa norma ha estado vigente durante los últimos 13 años y ha regido cuatro procesos electorales además que se ha mantenido a lo largo de tres gobiernos emanados de tres entidades políticas diferentes.

Afirmó que la autoridad electoral se ha encargado de señalar a varios funcionarios públicos que han violado el marco constitucional en este rubro, incluidos los presidentes Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018). 

Insistió en que el INE no puede ir en contra de la constitución ni de su propia historia.

Recalcó que la decisión no prohíbe a AMLO, realizar sus conferencias de prensa o informar a la ciudadanía, sino más bien dicta “si puede o no intervenir con sus comentarios o dichos a favor o en contra de alguno de los contendientes en la elección con el fin de incidir el voto ciudadano”.

Aseguró que ambas son cosas “radicalmente distintas”, pues la determinación busca que todos los funcionarios públicos se ajusten al principio de imparcialidad.

Refirió que son tiempos en los que se debe actuar con mucha responsabilidad “acatar juntos las reglas del juego que establece nuestra constitución y que cuidemos todos nuestra democracia”.

La semana pasada se dio una guerra de declaraciones entre Córdova y el presidente mexicano, que inició cuando el primero expresó durante un foro que la transmisión íntegra de las conferencias mañaneras era “propaganda gubernamental”.

Por ello, dijo, “a partir de principios de abril y en algunos casos incluso antes (…) la transmisión íntegra de las conferencias mañaneras deberá suspenderse”.

Más tarde, López Obrador acusó a Córdova de hacer “la vista gorda” ante fraudes electorales de años pasados y dijo que de ocurrir la suspensión acudiría “a las instancias judiciales” pues esto sería “un acto de censura”.

Aseguró que el INE pretende suspender las conferencias porque la censura está de “moda” a nivel mundial, en referencia al caso del presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, con Facebook y Twitter.

El 6 de junio de 2021, unos 94 millones de mexicanos están llamados a las urnas para elegir a los 500 diputados federales, 15 de los 32 gobernadores, 30 congresos estatales y 1.900 ayuntamientos. Nunca en la historia de México se han escogido tantos cargos públicos a la vez. EFE

Texto y foto: Efe

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *