El objetivo es generar empleos en todo Yucatán

Jorge Carlos Ramírez Marín resalta que la única premisa del Plan de Reactivación Económica es la creación de trabajos en los municipios.

El Plan de Reactivación Económica por la contingencia del coronavirus COVID-19 que pretende implementar el Gobierno del Estado, a través del empréstito de 1,728 millones de pesos, se basa en una sola premisa: la generación de empleos en todos los municipios, aseguró el senador de la República Jorge Carlos Ramírez Marín.

“Hay que recordar que el PRI le negó al Gobierno del Estado un préstamo y le pedimos que tenía que implementar un plan de reactivación económica y no solo de obras, en ese sentido se nos hizo caso y el Gobierno convocó a un grupo de trabajo”, afirmó Ramírez Marín, al destacar el momento que vive Yucatán por la pandemia y el análisis que por segunda vez se hace de la solicitud de préstamo por parte del Congreso del Estado.

En ese sentido, recordó que el pasado 31 de marzo los legisladores locales votaron en contra del mismo empréstito, pero la diferencia de ahora es que ya se tiene un plan de acción, mismo que fue elaborado por varias personalidades, tanto de las cámaras empresariales, como de los diferentes partidos políticos y los líderes de trabajadores.

“El Gobierno necesita el dinero, ese es otro tema, y lo más rápido es hacerlo a través de un préstamo, que es solamente una parte del programa de reactivación económica del estado, que tiene un giro muy importante, de ser un programa de obras públicas se convierte en un programa de creación de empleos”, recalcó.

En ese marco, dijo, se le pidió al gobierno que cambiara el enfoque de su plan, en segundo lugar que se diera prisa, y que se buscara obras que beneficien la mano de obra.

“Para ello el 60% de la obra de cada municipio tendrá que ser hecha por mano de obra y proveedores del lugar, pues se está buscando beneficiar a la población de los municipios, a la empresa local, que haya transparencia y que sea también un fondo de garantía más amplio para las empresas yucatecas”, afirmó.

Es decir, explicó, que los empresarios como los zapateros, constructores, restauranteros, puedan tener acceso al financiamiento con una tasa de interés muy baja y sin tantos requisitos.

Pese a que formó parte del Comité para diseñar el Plan de Reactivación y es “padre de algunas de las sugerencias”, Ramírez Marín dijo que no va a exigir a los diputados locales que aprueben el empréstito, por que jamás permitiría que ellos se metan con su trabajo legislativo en la Cámara Alta.

Texto y foto: Esteban Cruz Obando

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *