Embargo pega a camarón campechano

Con la medida aplicada por Estados Unidos, las pérdidas por esta situación serían de 100 a 120 millones de pesos al año, además están en juego los empleos e ingresos de las familias que dependen de esta actividad

Con el embargo a la comercialización de camarón que autoridades de Estados Unidos aplicaron a México y que entró en vigor el pasado 1 de mayo, Campeche dejará de exportar unas 600 toneladas, informó Francisco Romellón Herrera, presidente de la Cámara de la Industria Pesquera en Campeche.

Indicó que son los capitanes de barco los responsables de un manejo adecuado de los excluidores, por lo que se analizará la posibilidad de fincar responsabilidades, ante la gravedad de la situación, al tiempo que afirmó toda la flota camaronera en nuestro país cuenta con ese equipo en cada navío, sin excepción.

El dirigente agregó no solo el armador y las autoridades mexicanas deben responder a esta situación, también deben hacerlo quienes están a cargo del barco, pues son los responsables del manejo adecuado, cumplir con las exigencias establecidas.

En cuanto a las pérdidas económicas y exportaciones, informó Campeche exporta alrededor de 600 toneladas del crustáceo en sus tallas grande y mediana que son las exportables, un 50 por ciento de la producción total y las pérdidas por esta situación serían de 100 a 120 millones de pesos al año.

-Está en riesgo por los empleos en altamar, ya de por sí difícil, con un precio del combustible imposible de pagar, lo será más aún porque no estamos a tiempo de lograr en 4 o 5 meses, conquistar un nuevo mercado de exportación; el camarón que se exportaba se tendrá que desplazar en el mercado nacional, habrá oferta y demanda y precio bajarán.

-Esperamos que la autoridad mexicana trabaje en conjunto para reabrir la frontera antes del 15 de septiembre del 2021, que es cuando se abre todo el Golfo de México y Océano Pacífico para el camarón -concluyó. 

Al respecto, Ángel Castillo, presidente de la Federación de Cooperativas Camaroneras del Puerto de Campeche, afirmó que el embargo afectará a cerca de 7 mil tripulantes en el Golfo de México y Mar Caribe, pero además también resentirán sus efectos negativos actividades colaterales como son congeladoras y, sobre todo, las mujeres cuya mano de obra es indispensable.

Por ello, el dirigente coincidió con Romellón Herrera en que el Gobierno de México a través de diferentes instancias como es la Secretaría de Relaciones Exteriores, debe mediar ante las autoridades del vecino país del norte buscando no se cierre totalmente el mercado a la exportación de camarón.

En el caso de Campeche, indicó, alrededor de mil 500 trabajadores verán gravemente afectada su economía, y no tendrán ingreso alguno, de entre los que destacó a las mujeres peladoras de camarón. “En el Golfo de México la cifra podría superar los 7 mil trabajadores”, advirtió.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *