En riesgo, salud de petroleros

Carlos Ramírez León, presidente de la Asociación de Jubilados Petroleros, considera que el atraso en pagos obliga a las empresas a fijar los precios, lo cual repercute en la salud de los trabajadores

Las redes de corrupción y el retraso en pagos a proveedores de servicios por parte de Pemex, obliga a las empresas a fijar los precios y obtener los contratos de hotelería y alimentación sin priorizar la calidad y cantidad que deben recibir obreros en plataformas, lamentó Carlos Ramírez León, presidente de la Asociación de Jubilados Petroleros, al considerar que la calidad de diversos productos llevados a la Sonda de Campeche, repercute en la salud del trabajador.

Parece que los problemas en la mayoría de las plataformas son el común denominador, pues los obreros se ven obligados a subir a bordo sus propios suministros ante las deficiencias que prevalecen.

“Hacen falta papel sanitario y jabón líquido, que son indispensables para prevenir contagios de covid-19; sin embargo, son situaciones que oculta Pemex para tratar de evitar inconformidades”.

“Este problema se presenta en casi todas las plataformas de Pemex, aunque el mal servicio se reciente más en algunas, pero el común denominador es la baja calidad de los productos y la cantidad de los alimentos suministrados”, recalcó.

Sabemos que, entre los prestadores de servicios de hotelería y alimentación a nivel nacional, al menos ocho empresas acumulan deuda considerable y el plazo de 180 días parece que fue ampliado.

“Las consignatarias han dicho que cada día esta situación se vuelve insostenible, ante lo cual consideran crear un bloque para presionar a la petrolera, para que salde facturas atrasadas”, mencionó Ramírez León.

Son varios meses de atraso en pagos a estos proveedores, sin que el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, dé la cara y proponga alternativas para cumplir. Si persisten las deudas, seguirán las inconformidades de un sector empresarial local.

La crisis de alimentos en casi todas instalaciones de Pemex es muestra de la mala administración dentro de la exparaestatal, donde incrementan inconformidades con el manejo de las deudas.

Ramírez León calificó como “lamentable” que la corrupción (por pagos diferidos) esté aún infiltrada en la petrolera, pues pone en riesgo la integridad y la seguridad de los obreros en medio de la pandemia, que ha costado la vida de centenas de compañeros.

Los conflictos por la deficiente alimentación de los obreros, es el resultado de la mala administración de los directivos de Pemex, que bajo el argumento de los efectos del coronavirus dicen carecer de recursos.

Texto y foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *