Escucha…

Escucha, querido niño, qué largas parecen las tardes ya, tras la Navidad, hace poco parecía querer anochecer no mucho después de las cinco, y ahora ojalà puedas escuchar còmo los pájaros parecen percibir que la primavera no está lejos, escucha, ya enero casi roza a febrero, volveràn las hojas a los árboles, los días soleados, los juegos a los parques… Escucha, rezamos por ti, y te animamos, y te apoyamos, y te mandamos besos… Escucha, pequeño, crece la ilusiòn en tu Sevilla, se avecina su semana más hermosa del año, escucha las oraciones que para ti se envían a Macarena, Guadalupe, Minia, Belén, Maravillas… tantas vírgenes, tantos momentos, escucha, pensamos en ti! Escucha, ya el campo late al compás del tiempo bueno, y va dibujándose otra temporada, ya cosas difíciles se consiguieron, escucha, la vida está ahí deseando acariciarte… Escucha, si puedes, lo mucho que se te quiere. Dedicado a Luis Carrasco

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *