Exitosa doble jornada de “Reciclando Basura por Alimentos“

En cumplimiento a las indicaciones del gobernador Roberto Borge Angulo se apoyó la economía de las 122 familias participantes en la doble jornada del programa social “Reciclando Basura por Alimentos” celebrada en las comunidades La Esperanza y Uxuxubi, en los municipios de Lázaro Cárdenas y de Solidaridad, respectivamente.

Desde temprana hora ambos centros de acopio fomentaron la cultura del reciclaje al concentrar 21 toneladas de material reciclable, lo que permitió impulsar el cuidado y conservación del medio ambiente, evitar el acumulamiento de la basura, disminuir enfermedades y proliferación de fauna nociva, en apego a los lineamientos de los ejes Verde y Solidario del Plan Quintana Roo 2011-2016.

Con estas acciones, el programa social “Reciclando Basura por Alimentos” no sólo procuró el cuidado de la salud y el ahorro en la economía de los hogares participantes, sino también inculcó la conciencia ambiental y la regla de sustentabilidad de reducir, reciclar y reutilizar entre las familias beneficiadas que promueve el jefe del Ejecutivo en beneficio de la población quintanarroense.

El voluntariado de “Reciclando Basura por Alimentos” instaló el centro de acopio, así como los diversos módulos que lo conforman en la explanada principal de la comunidad de Uxuxubi, en Solidaridad, donde benefició a 15 familias participantes y concentró 14 toneladas de material reciclable.

A partir de las 9:00 horas, las dos básculas del itinerante programa social iniciaron con el pesaje e intercambio del cartón, vidrio, plástico, algunos electrodomésticos inservibles y objetos en desuso por los productos de primera necesidad que brinda de manera gratuita el “Mercado del Bienestar”, como apoyo directo a la economía de los hogares quintanarroenses.

Simultáneamente, el parque principal en la comunidad La Esperanza, en Lázaro Cárdenas recibió los múltiples beneficios y servicios, donde se concentró 7 toneladas de material sólido reutilizable con la participación de 107 familias comprometidas con la cultura del reciclaje.

Además del apoyo alimentario, también se ofrecieron servicios de asistencia social como consultas médicas, cortes de cabello, asesoría jurídica, masajes relajantes y deportivos, orientación nutricional, psicología, control de peso y talla, todo ello de manera gratuita.

Asimismo, se llevó a cabo la instalación del “Área del Saber”, donde se fortaleció la educación ambiental de los niños y niñas, con relación a la importancia de aprender desde temprana edad a separar los desechos en casa y contribuir de esta manera a cuidar y conservar el medio ambiente.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *