Exponen en conferencias el ciclo cultural de Mérida

A partir de ayer lunes 9 al miércoles 11 de enero se llevará al cabo el V Simposio sobre el Patrimonio Cultural de Mérida donde habrá un Ciclo de Conferencias y Foros de Opinión en el auditorio del Centro Cultural Olimpo y en el Audiovisual. Inicio con la conferencia magistral de Felipe Andrés Escalante Ceballos con el tema “Alegría y Nostalgia de mi Barrio de Santiago” uno de los más emblemáticos de la ciudad de Mérida y del cual es oriundo.

Escalante Ceballos dijo que no se sabe a ciencia cierta cuando inició la feria de este barrio pues se pierde en la noche de los tiempos señaló que algunos escritores, al referirse a la mayor de las fiestas del barrio, no mencionan la época en que los bullangueros festejos se originaron. Por su parte, la enciclopedia alfabética Yucatán en el Tiempo, Tomo III, letras F – L, en el apartado ferias, dice que el origen de la feria del barrio de Santiago se remonta a los tiempos de la Colonia.

Explicó sobre la festividad del barrio era dedicada a Santiago Apóstol, y aunque la feria tenía un motivo religioso, el aspecto profano y comercial era el más llamativo. Comenzaba la actividad con la bajada del Santo de Santiago, el Cristo de la Transfiguración, y la entrada del primer gremio al templo que se hacía el 21 de julio, y concluía el 6 de agosto, cuando la sagrada imagen era devuelta a su altar (la subida del Santo) y salía de la iglesia el último gremio.

Los días previos al 26 de julio, fecha que el santoral católico dedica al apóstol Santiago, se armaban sendos carruseles de las empresas Cáceres y Ordóñez. Estos juegos se instalaban uno en la angosta calle entre la iglesia y el parque, y el otro en una parte de la calle 59, a un costado de la plaza, frente al kínder de la escuela Nicolás Bravo.

El Conferencista remarcó que un personaje que debutó en esta feria en las obras de teatro que los Herrera presentaban, fue Mario Moreno, conocido después como “Cantinflas” que al alcanzar el éxito se cambió a este nombre y por lo cual en agradecimiento en el apoyo a su carrera el “Chino Herrera” con quien compartió varios momentos artísticos aparecía en sus películas como un eterno agradecimiento.

Retomo el tema de la primera “aplanadora” de las calles de Mérida llamada “La Rafaelita”  donde presentó una imagen.

Tuvo un significado tan importante  la fiesta de Santiago que el 6 de agosto, último día de la feria, era considerado inhábil para algunas empresas y comercios de esta ciudad o, en su caso, se laboraba únicamente medio día, para que los trabajadores y empleados pudieran acudir a ella a divertirse con su familia. Y era tradicional almorzar en los establecimientos al costado sur del parque el relleno negro y la cochinita pibil.

La feria llegó a su fin en el trienio 1982 – 1985 del Ayuntamiento de Mérida, encabezado por el alcalde Guido Espadas Cantón. Éste ordenó modificar la estructura de la plazoleta santiaguera para formar cajones de estacionamiento de vehículos automotores.

 

Elena Martín López

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *