Fernández Noroña se mete en otro problema

La diputada Federal del PAN, Adriana Dávila, anunció que denunciará al petista Gerardo Fernández Noroña, por haberla acusado de estar vinculada a la trata de personas en su natal Tlaxcala y por decir que es más “bocona que la chingada”, además de que pidió que le hagan llegar elementos para “ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”.

Adriana Dávila recibió el respaldo de diputadas y diputados federales de oposición (PAN, PRI, PRD y MC), quienes exigieron una disculpa pública al legislador petista y dijeron que cuando agreden a una, las agreden a todas.

En conferencia de prensa, Dávila dijo que el pasado 4 de octubre en el Congreso local de Tlaxcala, Fernández Noroña dijo: “Me comentan que hay una diputada, que fue senadora, y que está vinculada a este tema y que es más bocona que la chin…, no sé si sea cierto o no, pero en Tlaxcala siguen los problemas, pásenme elementos para ponerle una chinga la próxima vez que abra la boca”.

Por esto, la diputada realizó una conferencia donde anunció que solicitará, a las autoridades locales y federales, la protección por el riesgo que representan las declaraciones de Noroña a su integridad y la de su familia, en específico de su hija.

Este tema llegó al pleno de la Cámara de Diputados y aquí Noroña se quejó de que no le daban la palabra y sí se las otorgaban a los panistas para injuriarlo, pues él nunca se refirió a nadie en específico.

Sin embargo, el vicecoordinador del PAN, Elías Lixa, le recordó que la única diputada federal que actualmente está en funciones y que fue senadora y estuvo como presidenta de la Comisión contra la Trata de Personas, fue Adriana Dávila.

La coordinadora del PRD, Verónica Juárez Piña, respaldó a la panista y dijo: “A nombre del PRD acudimos a esta conferencia de prensa de manera muy solidaria con nuestra compañera Adriana Dávila y con todas las mujeres de la Cámara, el atentado que hoy está sufriendo nuestra compañera diputada, es un atentado para todas y las mujeres nos ha costado mucho trabajo arrebatar cada uno de nuestros derechos y no vamos a permitir que alguien que se dice compañero nuestro violente a una compañera que su trabajo ha dado muestras de la lucha que ha encabezado en favor de las mujeres y las niñas en Tlaxcala”.

Por su parte, el diputado del PT reconoció que no cuenta con elementos que vinculen a Dávila con grupos criminales de trata de personas, “en ese sentido, merece toda mi solidaridad, todo mi respeto y yo debo de reconocer que ahí cometí un error y que debo medir las palabras que planteo en el debate político”.

Texto y fotos: El Universal

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *