Fototeca Pedro Guerra, un gran legado gráfico

Una ventana para hacer un viaje al pasado y conocer parte de la idiosincrasia de los meridanos y yucatecos de fines del siglo XIX y principios del XX se ofrece a los visitantes de la Filey, quienes pueden disfrutar en el stand de la Fototeca Pedro Guerra una selección de imágenes que retratan aspectos cotidianos y algunas costumbres ya desaparecidas, como el tomarse una fotografía con familiares muertos de manera previa al último adiós.

Isabel García Franco, la encargada del stand, platicó con Punto Medio acerca de la importancia de la tarea que la Universidad Autónoma de Yucatán asumió desde hace ya 42 años, de resguardar y conservar en buen estado el material fotográfico producido desde 1877 hasta 1975, del cual se tiene un catálogo en línea con 66 mil imágenes que pueden ser consultadas en el sitio fototeca.antropologia.uady.mx.

Pedro Guerra Jordán fue un joven yucateco que aprendió el oficio en el establecimiento originalmente llamado Fotografía Artística y Compañía, del español José Huertas, quien poco tiempo después dejó la ciudad, por lo que don Pedro se quedó con el establecimiento y fue instruido en la particular técnica fotográfica.

-Aquí tenemos una pequeña muestra de las cosas tan maravillosas que captó la lente de Pedro Guerra, y están a la venta algunas imágenes impresas en las que podemos admirar cómo era el edificio original del Olimpo, o la Plaza Principal a fines del siglo XIX, pero también podemos observar detalles de la vestimenta y la vida cotidiana de aquellos tiempos como en esta imagen de una peluquería en la que solo aparecen varones, y las costumbres como la de retratar a la familia con sus mejores ropas, ya que entonces era un privilegio tomarse una foto -explicó la entrevistada.

Una muestra de esta afirmación era la visita que personalidades del mundo artístico, literario y político realizaban de manera frecuente al estudio Guerra, el más afamado. De esta manera, el público podrá conocer la fisonomía de ilustres personajes como Olegario Molina Solís, Rodolfo Menéndez de la Peña, Delio Moreno Cantón y Antonio Mediz Bolio.

Por su parte, la joven Analía Balam Chacón comentó que uno de los atractivos que hay en el stand es el mural de los niños voceros, con espacios para que los visitantes asomen la cara y se tomen la foto del recuerdo.

-La intención de que estemos aquí es promocionar el catálogo de la Fototeca que recientemente fue premiada por la Unesco, nos llena de orgullo decir que somos patrimonio cultural de la memoria gráfica -subrayó la estudiante de Comunicación Social, quien destacó que la Fototeca se ubica en la calle 76 entre 41 y 43, sitio que ocupaba la Facultad de Antropología hasta hace unos años.

-Allá se realizan varias actividades como la conservación de las imágenes, lo que implica tener la temperatura y el grado de humedad ideal, además de que allí se realizan trabajos de restauración, actividades de laboratorio, catalogación, investigación y difusión. Queremos que estas imágenes sean del conocimiento de las generaciones futuras y que sepan valorar estos momentos que pertenecen a su historia -concluyó.

Texto: Manuel Pool Moguel
Foto: Amílcar Rodríguez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *