El galardonado actor Leonardo Alonzo es el vigilante del FICMY

Texto: Manuel Pool

Foto: Gabriela Cortés

El Vigilante” es el título de la cinta en la que Leonardo Alonzo lleva el rol estelar, y con ella compite en la categoría Opera Prima Latinoamericana de Ficción en el Tercer Festival Internacional de Cine de Mérida y de Yucatán, FICMY, con intención de repetir los buenos resultados que él obtuvo en el festival de Morelia, donde fue galardonado como mejor actor.

En la cinta, Salvador el vigilante lleva en una sola noche al espectador a conocer a detalle los diversos problemas sociales que vive México, tratando de despertar la conciencia ciudadana y alejar la apatía que hoy está presente en la sociedad. “Hay mucho que hacer para cambiar al país, pero hay que tomar la decisión y comenzar a hacerlo ya”, dijo en entrevista exclusiva a Punto Medio.

“Salvador es un vigilante que, a diferencia de un policía o soldado, no tiene preparación para hacer su trabajo y sin embargo la crítica de Los Ángeles lo calificó como un mini Magnun mexicano, un anti héroe detectivesco que trata de investigar cosas, muy contrario a Hugo (Ari Gallegos), que piensa de una manera muy ‘campechana’, en la que si se pasa el alto no pasa nada, que acepta dar mordidas, que no vota porque nunca va a cambiar la situación del país, cuando en la vida real, si no votamos no habrá cambio porque a final de cuentas ganan los mismos, porque siempre votan los mismos”, dice.

En este sentido, el actor de 43 años y originario de la Ciudad de México, llega a la conclusión de que debemos dejar de atacarnos, de modo que si pertenecemos a determinado partido somos corruptos, populacheros o mochos.  “Hay que dejar de quejarnos y buscar un fin común: el bienestar de todos, especialmente de los jóvenes”, subraya.

La trama de humor negro aborda diversos y espinosos tópicos como la trata de blancas, los asesinatos y la corrupción policíaca, a través de los diálogos de los personajes que hacen alusión a estos conflictos.

Todo ocurre en una sola noche, en una obra en construcción, por lo que la fotografía de Galo Olivares, que también se encargó de este trabajo en el más reciente film de Arturo Cuarón, “Roma”, sin duda es de lo más destacado.

“Y ante esta temática, que llega a ser estresante para Salvador, el público se pregunta qué es lo que como ciudadano hace ante lo que ve, porque lamentablemente estamos haciéndonos cada vez más insensibles, nos estamos acostumbrados a las muertes, a los asesinatos, a la violencia, y entonces habrá que preguntarnos que tanto somos culpables de que esto siga sucediendo”, dice el actor, quien antes había trabajado en papeles pequeños en películas como “El lado oscuro de la luz”, “Sin Nombre”, “Efecto Tequila” y “Santiago en Espiral”.

“Después de 22 años de carrera fue hasta la octava película en la que me llegó el estelar, que me ha cambiado la vida de manera importante, pues en el festival de Morelia, este film, que es la opera prima de Diego Ros, ganó el premio a la mejor película ficción y el pasado 24 de junio repitió su triunfo en el Festival de Cine Independiente en Los Ángeles, pero además obtuvo el premio de jurado de la Crítica Internacional en el Festival de Lima, Perú”, dijo.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *