Gasolina, con el mayor incremento

Se trata del peor inicio de año en el sexenio de AMLO en cuanto a precios de combustibles 

De enero y hasta el pasado fin de semana, las gasolinas y el diésel reportaron un aumento constante en sus precios, por lo que en el 2021 se ha tenido el peor inicio de año en materia de alzas al combustible en lo que va del sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador. Se trata del incremento más fuerte registrado desde que se liberaron los precios el 29 de noviembre de 2017. 

En el caso de la gasolina Magna, que es la de mayor demanda, el pasado sábado en la mayoría de las gasolineras de Mérida su precio por litro fue de 20.79 pesos, cuando apenas el miércoles el generalizado era de 19.99 pesos.

Es decir, que en un lapso de tan solo tres días subió 80 centavos, lo que representa un 4 por ciento. 

En el primer día de enero esta gasolina se cotizaba en 18.17 pesos, por lo que, si sacamos cuentas, hasta el día de hoy el porcentaje acumulado de diferencia es de un 14.3 por ciento, de modo que si usted cargaba 40 litros en ese entonces con 726.8 pesos, ahora le costaría 831.6 pesos, es decir, 104.8 pesos más. 

En cuanto a la Premium, el alza acumulada desde que inició el año es hasta de 18.5 por ciento, ya que de los 18.39 pesos que costaba en enero, ayer alcanzó un precio máximo de 21.79 pesos por litro, mientras que apenas el miércoles en algunas estaciones de servicio estaba a 21.48 y hasta a 20. 49 pesos el litro. De esta manera el porcentaje máximo de aumento fue de un 6.5 por ciento en los últimos tres días. 

Pero es, sin duda, el aumento en el precio del diésel el que más problemas está ocasionando, ya que, ante la volatilidad de los precios de este combustible, los transportistas atraviesan apuros, pues tienen que actualizar el costo de sus fletes de manera constante, de modo que ya no es posible hacer presupuestos con vigencia de 15 días. 

“A diario vemos que está aumentando el diésel, así es que, en mi caso, los presupuestos son para dos días, porque de lo contrario estaría dejando de tener el margen necesario para poder sacar el sueldo del operador, los insumos como el aceite y el mantenimiento del camión”, dijo Gabriel Uribe Ríos, subdelegado de Carga en Yucatán de la Alianza Mexicana de Organizaciones de Transporte A.C. (Amotac). 

En un recorrido efectuado por el equipo de Peninsular Punto Medio se pudo constatar que el litro de diésel se mantuvo en un precio de 20.99 pesos en algunas gasolineras franquiciatarias de Pemex, como la ubicada en la avenida que conduce a Los Héroes, a la altura de Los Reyes, y también la situada a la salida a Campeche, mientras que en estaciones de servicio de marcas diferentes se cotizó hasta en 22.79 pesos. 

Cabe destacar que al iniciar el 2021 el precio del litro de diésel era de 19.38 pesos, por lo que al compararse con el precio máximo del sábado el aumento acumulado es de un 18.5 por ciento.

“Todo esto nos afecta de sobremanera, nuestros servicios no podemos cobrarlos muy caros y estamos pagando más de combustible, así es que si por ejemplo viajo a Cancún, necesito meterle 200 litros, por los que estaría pagando alrededor de 300 pesos de más, por eso, entre gastos y reparaciones, el margen de utilidad se ha reducido en un 50 y hasta un 70 por ciento”, destacó Uribe Ríos.

Por su parte, el presidente del Capítulo Yucatán del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef), Santiago Pérez Arjona, consideró que los productos en general reflejarán un incremento del 10 por ciento, que es el promedio de lo que se han encarecido los tres tipos de combustibles antes señalados. 

En tan solo tres días, del miércoles para el sábado, la gasolina Magna subió de 19.99 a 20.79 pesos, mientras que la Premium pasó de costar entre 20.49 y hasta 21.48 pesos a mitad de semana en algunas estaciones de servicio, a 21.79 pesos el día sábado.

“De febrero a marzo la gasolina tipo Magna incrementó su precio en un 9.6%, mientras que en la Premium y el diésel, los aumentos fueron del 13% y 9.7%, respectivamente”, subrayó. 

A su vez, el presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), José Manuel López Campos, explicó que el precio de los combustibles se integra a partir del precio internacional del petróleo, del tipo de cambio, el costo de refinación, de transportación y comercialización. 

“Sin embargo, en el caso de México, y así lo ofreció el presidente en su campaña, no habría aumentos a los precios de combustible, más que ajustes por efectos de la inflación, por lo que el amortiguador sería el Impuesto Especial sobre Productos y Servicios”, dijo el dirigente, quien recordó que hasta el 5 de marzo se aplicó un incentivo fiscal respecto al IEPS que se cobra a las gasolinas y el diésel, con la finalidad de mantener estables sus precios. 

No obstante, por los precios internacionales del petróleo, en el mes de marzo, los precios de las gasolinas han experimentado de manera paulatina un alza constante, por lo que el entrevistado consideró que, si se mantiene el ofrecimiento presidencial, entonces se espera que se aplique de nueva cuenta un ajuste al IEPS para tratar de regresar a precios anteriores, pero, precisó, es solo una posibilidad. 

Finalmente, cabe destacar que en el recorrido realizado fue posible apreciar que en las gasolineras ubicadas en la salida a Cancún y Tixkokob, justo frente a conocido supermercado, no estaban funcionando los “tótems” con los precios de las gasolinas, y el miércoles pasado se encontraba en la misma situación la estación de servicio situada frente al estadio Carlos Iturralde.

Texto y fotos: Manuel Pool

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *