Hallan biberones de arcilla en tumbas de niños prehistóricos

Un grupo de científicos descubrió vasijas de arcilla similares a los biberones en tumbas de niños prehistóricos de muy corta edad, lo que demuestra, por primera vez, que eran alimentados con leche de rumiantes cuando no eran amamantados.
Pequeños recipientes en arcilla con una boquilla y que se podía sostener en la mano de un bebé aparecieron por primera vez en Europa en el Neolítico (alrededor de 5,000 antes de nuestra era), y se generalizaron en la edad del Bronce y del Hierro.

Los arqueólogos suponían que esos recipientes eran utilizados para hacer beber a los bebés, pero sin tener pruebas. Podrían también haber sido utilizados para alimentar a enfermos, ancianos o discapacitados.

Para estar seguros, un equipo de investigadores analizó tres especímenes descubiertos en cementerios en Baviera (Alemania), dos de los cuales databan de entre 800 a 450 a. C., y el tercero de un sitio de entre 1,200 a 800 a. C. Habían sido enterrados junto a niños de 0 a 6 años de edad.

Los análisis químicos de los residuos de lípidos que contenían estos recipientes revelaron la presencia de ácidos grasos de origen animal, incluida la leche de rumiantes (bovinos, ovinos o caprinos domésticos), confirmando que los bebés bebían leche animal durante el destete o como complemento de la leche materna, detalla el estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

“Es la primera prueba directa de lo que bebían los bebés durante la Prehistoria en Europa” durante el destete, afirma a la AFP Julie Dunne, investigadora en arqueología biomolecular de la universidad de Bristol (Reino Unido).

Texto y foto: Agencia

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *