Hogar de íngeles, una esperanza de vida

A seis meses de su apertura la Casa Hogar de Ángeles cuenta con 55 niños que
son atendidos mientras reciben su tratamiento contra el cáncer,el más común, la leucemia.

Actividad que causa satisfacción para su directora, Cristina Rosado, quien
contribuye a una nueva esperanza de vida.

“Es un sentimiento especial que nos llena de mucha felicidad”, expresó doña Cristina mientras compartía la labor altruista que realiza en pro de los niños.

Dentro de los servicios que presta la casa hogar se encuentra: alimentación, transporte, alojamiento, apoyo emocional y espiritual, a fin de que las familias
se sientan como en casa, así como medicinas, ambulancia, tratamiento
especial, estudio, que muchas veces el hospital no puede proporcionar.

Cristina Rosado comentó que en lugar se atienden a niños del estado, Cancún, Chetumal y Belice, de los cuales, el 80 por ciento tiene leucemia, por lo que el tratamiento es largo.

“Hay muchas posibilidades de que el niño salga adelante, nada más tiene que venir constantemente a su tratamiento cada ocho días, lo que genera un gasto para los papás que no tienen”, indicó.

“El poderles dar el alojamiento,el transporte, la habitación, les da la oportunidad de solo pensar en el transporte del pueblo a la estación. Muchos hospitales, como el Seguro Social, paga viáticos, les dan el transporte. Creo que el contribuir en esto, estamos trabajando para aminorar esa carga pesada que se tiene”, abundó.

Aunque actualmente se atiende a 55 niños, se puede recibir más, ya que se cuenta con 24 habitaciones y los niños llegan entre días, un día, 15 o un mes, –pero aún tenemos disponibles habitaciones para que ellos lleguen a gusto, trata de protegerlos”, subrayó.

Dentro de las necesidades se encuentran: falta calentadores,ventiladores y alimentos, por lo que invitó a la ciudadanía a colaborar en las actividades que realizan, como lo es el evento que se llevará a cabo el próximo miércoles en conocida disco, en la que se pretende recaudar 150 mil pesos en pro de los infantes. – Irbin Flores

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *