Huyendo del escándalo

Por Armando Escalante

Hace apenas una semana elogiábamos aquí lo bien llevadas que estaban las redes sociales del gobierno estatal de Yucatán en función de la utilidad y servicio al público que se dirigen. Citamos ejemplos y recordamos por qué razón ocurría así: haber tomado la estafeta de un Ayuntamiento que igualmente cuidó ese aspecto, hizo que el equipo del señor Mauricio Vila continuara por ese buen camino y superara lo aprendido.

Hasta ahí todo estaba bien y suponía seguir así, en forma prometedora con la atención a las redes oficiales en lo informativo y no solo en el cultivo de la imagen personal del gobernante o de sus funcionarios.

Sin embargo, para sorpresa de muchos miles de ciudadanos y seguidores de las cuentas de internet, la reacción del gobierno estatal en torno al gran y enorme congestionamiento vial que duró 4 días, generado por un espectáculo de músicos y cantantes fuereños denominado “Festival Internacional de la Trova”, fue totalmente contraria a esa mística de servicio e información útil a la sociedad: literal ¡sacó las manos del escándalo!

“Huir” de las explicaciones de un tema espinoso es lo que hizo el gobierno del señor Vila ante el alud de quejas por el desastroso cierre de calles dispuesto precisamente en contra de -trascendió- las recomendaciones oficiales del jefe de la policía y de, al menos, varios altos dirigentes empresariales, hoteleros y de comerciantes que valieron poco frente a la decisión de una empresa privada organizadora de espectáculos -la misma que usaba el señor Jorge Esma- subcontratada tal vez, por una agencia publicitaria de México.

Mientras en las redes, medios impresos y electrónicos, los llamados “periódicos digitales” (o sea los portales web de internet) la radio y los videos de noticias, aludían al grande y enorme caos vial que causó la idea -se dice- de “alguien” que según los críticos, funge como “estratega de mercadotecnia” de este gobierno para impulsarlo a una posible candidatura presidencial (copia fiel y exacta de otra fallida apuesta similar hecha hace dos sexenios por Ivonne Ortega) los causantes del daño se cerraban a piedra y lodo a ignorar las quejas, sin responder como se debe al gran problema causado a los meridanos.

Al paso que vamos, si las cosas continúan igual, pronto veremos nuevos divorcios de la realidad con más ideas descabelladas de cierre de calles, traerán telenovelas y costosos ‘amigos’ influencers mientras que aquí se deteriora, en lo local y en los hechos reales, la imagen del gobierno y sus relaciones personales con sus aliados. Quizá ya no importamos. Y ni nos ven ni nos oyen, a ver si tampoco nos leen…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: