IMSS reitera la importancia de usar el gel antibacterial

La solución base alcohol tiene amplia capacidad viricida y bactericida, y además es segura para la higiene de manos.

Ante el aumento de los contagios y las muertes por el coronavirus COVID-19, las autoridades y especialistas advierten que los ciudadanos nos hemos relajado en las medidas de sana distancia y limpieza, hasta ahora la única estrategia en contra de la propagación de virus SARS-Cov-2.

Es por ello que las autoridades de salud, en especial el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), reiteraron la necesidad de mantener las mínimas acciones de prevención, y uno de ellos es el uso de gel antibacterial.

Y es que el uso de gel antibacterial, también conocido como solución base alcohol, ha mostrado tener eficacia para la destrucción del virus SARS-Cov-2 en las manos, por su amplia capacidad viricida y bactericida, afirmó la epidemióloga del IMSS, Flory Aurora Aguilar Pérez.

La jefa del Área de Prevención y Control de Riesgos de Infecciones Asociadas a la Atención a la Salud subrayó que este insumo ha sido probado en diferentes escenarios y se considera seguro para la higiene de manos. “No tenemos ninguna evidencia de su absorción a través de la piel y muchos menos de intoxicación”.

Detalló que el gel antibacterial no requiere enjuague y en caso de no tener agua potable, lavamanos ni jabón, no tiene límite para su uso.

La también especialista en toxicología clínica estableció que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomiendan que al usar solución base alcohol mediante fricción, se cubra la superficie de la mano para eliminar patógenos que puedan ser potencialmente infectantes.

En esta pandemia, dijo, la recomendación es que se favorezca la fricción de manos con productos de base alcohol. Sin embargo, existen dos situaciones que contraindican el uso de gel antibacterial: manos visiblemente sucias o que hayan sido expuestas a un fluido o secreción corporal.

Por ello, subrayó que las medidas de prevención y promoción de la salud, integradas al programa institucional de Higiene de Manos, indican lavarlas antes de comer y después de ir al baño.

Además, en los cinco momentos de la atención en el caso del personal de la salud: antes del contacto con el paciente; previo a realizar la tarea aséptica; después del riesgo de exposición a líquidos corporales; después del contacto con el paciente y posterior al contacto con el entorno de éste.

Texto: Esteban Cruz Obando

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *