Inminente rezago educativo por falta de herramientas tecnológicas

La dirigente del Consejo Yucateco de Docentes advierte que las clases en modalidad a distancia traerán desventajas para algunos alumnos.

Consiente de que en su natal Chocholá, donde solo existe un cibercafé, muchos niños no cuentan con internet en casa para poder realizar sus estudios, Sallette Canul puso en marcha una noble iniciativa para ofrecerles de manera gratuita la señal de navegación de su casa.

Para ello habilitó la parte delantera y posterior de su predio, en donde de lunes a sábado recibe a niños de primaria y secundaria a quienes inclusive asesora para realizar con más eficiencia sus actividades y tareas.

“En mi pueblo no es que carezcamos de todo, pero sí hay mucha gente que es vulnerable, que trabaja en la granja de cerdos o en un hotel que está a las afueras; con lo que ganan no les alcanza para que les compren a sus hijos una computadora para que estudien en casa, o para que tengan internet”, explicó la estudiante del segundo año de la carrera de Psicología en la Universidad Anáhuac Mayab.

Sallette se dijo muy contenta de la respuesta de la ciudadanía al ver en las redes sociales su propuesta, al grado que no ha faltado quien se solidarice y le ofrezca en donación alguna laptop que ya no está usando.

Esta situación refleja una problemática, que a decir de especialistas en pedagogía, traerá irremediablemente un rezago educativo en la entidad, donde de acuerdo al Diagnóstico de Banda Ancha elaborado por el IFETEL, el 12.2 por ciento de la población no cuenta con servicio de internet, es decir en el 11.6 por ciento de los hogares yucatecos.

Al respecto, la maestra Abril Mayanin Vázquez Buenfil, dirigente del Consejo Yucateco de Docentes, destaca que a pesar de que se están realizando estrategias para llegar a los niños y jóvenes que no cuentan con estas herramientas tecnológicas para tomar sus clases a distancia, habrá un importante rezago educativo.

Como hemos publicado, las clases en su modalidad presencial se suspendieron desde el mes de marzo, y los docentes han tenido que hacer uso hasta del WhatsApp para hacer llegar a los alumnos sus tareas y enviarles sus calificaciones y demás documentación que requirieron para inscribirse al curso que inicia el próximo 24 de agosto y que por prevención de contagios de COVID-19 continuará siendo a distancia.

De esta manera surge una gran interrogante respecto a qué es lo que sucederá con los niños y adolescentes que viven en localidades donde la señal de internet es deficiente, o que por situaciones económicas no cuentan en muchos casos con el servicio de energía eléctrica. ¿Tendrán que resignarse a no poder continuar sus estudios hasta que las clases vuelvan a ser presenciales?

En días pasados, el Gobierno Federal anunció que contará con el apoyo de cadenas de televisión nacional para llevar por este medio las clases a todo el país y también se ocupará la señal de la radio, que a la fecha sigue siendo de vital importancia en comunidades rurales, un ejemplo de esto es la emisora cultural XEPET que llega a numerosas poblaciones mayas del sur del estado y de Quintana Roo.

Respecto a este tema la maestra Vázquez Buenfil resaltó que si bien el gobierno dice que la televisión tiene una cobertura del 93 de los hogares yucatecos, no hay que olvidarse de los niños más necesitados, que son los que menos oportunidad tienen, ya que muchos carecen de uno de estos aparatos, o viven en sitios donde por la lejanía la señal es deficiente o no llega.

En cuanto al acceso al internet, comentó que en el interior del estado la cobertura no llega ni siquiera del 40%. A diferencia de la televisión, son mucho menos los que tienen acceso al internet, y la mayoría de ellos lo utiliza en el teléfono. Inclusive hay algunos que comentan que tienen celular pero no televisión en casa.

Aquí el problema es que en comunidades muy apartadas no llega el WiFi o es muy deficiente, mientras que en otras donde no hay problemas con la señal, los papás están en una situación tan vulnerable que ni siquiera cuentan con celular, y los que tienen en muchos de los casos no cuentan con dinero para ponerle saldo de manera constante.

Este tema de la falta de recursos económicos para recargar el crédito en los teléfonos está presente también en la ciudad y con estudiantes de nivel superior, así lo comentó la docente de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTM), quien indicó que en muchos casos se suben vídeos a manera de tutorial y los alumnos no pueden descargarlos o verlos por no contar con el saldo necesario en sus celulares.

En este sentido, Vázquez Buenfil dijo que aún hay muchas cosas respecto al uso de las tecnologías en la educación.

“En estos meses en los que el coronavirus suspendió las clases, las escuelas, de acuerdo a sus consejos, tenían que organizarse con los maestros, y decidimos que a los alumnos que estaban en esta situación se les llevara de manera semanal un cuadernillo de actividades, para después de un tiempo regresar por ellos y tener la manera de calificarles”, explicó la también directora de la escuela secudaria pública “Roosevelt Ercé Barrón Pech”, de Umán.

“Así como se reparten despensas se puede repartir el material, todo esto ya se debió haber diagnosticado para definir en qué poblaciones hay esta situación y definir qué materiales se entregarán, todo esto lo manifestamos por escrito a las autoridades, que nos contestaron que tomarán en cuenta nuestras propuestas y que las analizarían, pero a la fecha no hemos visto mucho impacto”, indicó.

En el caso de las comunidades mayahablantes también hay problemas para que puedan asimilar las clases porque aunque parece que dentro de los programas de televisión hay clases en maya, no se sabe qué es lo que se está haciendo.

“Todo esto nos va a representar un retraso; hay que entenderlo, desgraciadamente no tenemos los recursos digitales ni los medios de comunicación como puede ser el internet en todas las poblaciones del Estado; por ahora lo que se está haciendo es a manera de remedio. Los que tienen computadora, internet y acceso a la plataforma no van a tener ningún problema, pero en la mayoría de los casos, como siempre, saldrán más afectados quienes menos tienen”, concluyó.

Texto: Manuel Pool

Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *