La corona se les va de las garras

No hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla. Cuando sale el calendario, toda la atención se dirige a la fecha en la que será la Serie del Rey. Ayer, después de siete intensos juegos, se definió al campeón de la Liga Mexicana de Béisbol.

Los Acereros de Monclova vinieron de atrás en el séptimo y decisivo juego, y con Eric Aybar en plan grande, vencieron 9-5 a los Leones de Yucatán, para coronarse por primera vez en la Liga Mexicana de Béisbol, en el estadio Monclova.

Yucatán se fue adelante apenas en el primer inning con jonrón de Alex Liddi, quien encontró a los senderos a Jonathan Jones, que había abierto el juego con base por bolas ante el lanzador estelar de Monclova, Conor Harber, luego de defenderse de varios lanzamientos con dos outs.

Después de eso, José Samayoa, el lanzador titular ayer por los melenudos, colgó sin problema el cero en las primeras dos entradas. Aunque en el tercero, y luego de que la ofensiva se fuera en orden tras el jonrón de Liddi, fue castigado por un jonrón de dos carreras de Noah Perio, lo que empató el duelo.

Pero en la cuarta, el cuadro melenudo dio un golpe sobre la mesa, aunque con algo de suerte. Ya con un out en la pizarra, Art Charles pegó un batazo elevado, pero el jardinero central de Acereros perdió de vista la pelota y el estadounidense se fue hasta segunda. Luego, Conor Haber ponchó a Xavier Scruggs sin problema, aunque Leo Heras le ganó la batalla y se fue a primera base caminando.

Con dos hombres en las bases y dos outs, Sebastián Valle tuvo su momento estelar, pues sacó la pelota del estadio Monclova por todo el jardín izquierdo, lo que ponía al frente a Yucatán al término de la cuarta entrada, pues José Samayoa cumplió con retirar en orden a los locales en el cierre de la misma. Y a partir de aquí empezaron los problemas.

Samayoa dio base por bolas a Erick Young para abrir el quinto episodio, lo que hizo que Gerónimo Gil echara mano del relevo, pero no le funcionó el cambio. Miguel Peña entró en su lugar, con la responsabilidad de colgar el cero en la entrada.

No lo logró. En cambio, Peña permitió un hit para que se embasara Noah Perio e inmediatamente después Eric Aybar sacó la pelota del “Horno más grande de México”, lo que empató nuevamente el encuentro, pero ahora a cinco carreras.

En la sexta entrada nuevamente Eric Aybar respondió a la hora buena, ya que bateó doblete productor por el prado izquierdo para que Rodolfo Amador anotara la sexta carrera.

Los melenudos echaron mano de su gran estrella César Valdez para conseguir bajar el telón de la sexta, pero en la séptima, nuevamente los norteños anotaron dos veces, una por doblete de Alex Mejía y sencillo de Erick Young. El marcador ya estaba 8-5 a favor de los locales.

Sin embargo, en la octava entrada, Yucatán volvió a amenazar con sencillos de Luis Juárez y de Art Charles, pero Carlos Bustamante ponchó Xavier Scruggs y Leo Heras para así acabar con el susto y estar a solo tres outs de su primer título en la historia. Pero antes de que ese momento llegara, un hit de José Amador mandó al plato a Chris Carter y puso en el score la novena carrera para Monclova, lo que sentenciaba prácticamente el partido.
El cuadro melenudo intentó despertar en el último inning, pero ya era demasiado tarde. Carlos Bustamante salió a la lomita, y aunque permitió un hit de Flores, nada impidió que retirara a Valle, Ibarra y Jones, para así desatar la locura en el Estadio Monclova.

Texto: Humberto Rejón
Foto: Cortesía

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *