La Cruz Roja se encargará de entregar la ayuda humanitaria en Venezuela

La Cruz Roja anunció ayer que dentro de dos semanas comenzará a distribuir ayuda humanitaria en Venezuela. La operación, “similar a la de Siria”, busca en la primera fase paliar la emergencia de, al menos, 650,000 personas. La organización planea entregar material médico y asegura que no aceptará interferencias políticas. El plan coincidió con la reivindicación central de Juan Guaidó. El Gobierno de Nicolás Maduro aún no se ha pronunciado.

“Estimamos que en un plazo de aproximadamente 15 días estaremos en la capacidad de brindar la ayuda a la que nos hemos comprometido”, afirmó el presidente de la Federación Internacional de las Sociedades de Cruz Roja y Media Luna Roja (FICR), Francesco Rocca. Después de que se negara a apoyar el intento fallido de introducir material médico y alimentos a través de las fronteras de Colombia y Brasil el pasado 23 de febrero, la organización decidió finalmente lanzar una operación para paliar la gravísima crisis que sufren los venezolanos.

El régimen impidió entonces el acceso de los cargamentos enviados principalmente por Estados Unidos al considerarlo una intervención extranjera encubierta y, pese a admitir la emergencia, está por ver si acabará aceptando el apoyo de la comunidad de donantes de Cruz Roja. Rocca señaló que los cargamentos acopiados en la frontera de Colombia y Brasil también serán parte de la ayuda que considere la agencia multilateral, siempre y cuando cumplan con los protocolos de la institución.

Mientras tanto Guaidó trató de hacer suyo el anuncio. “Es una gran conquista de nuestra lucha”, manifestó a través de Twitter. Es más, poco antes de que se conociera, adelantó el plan. “Hoy les anuncio que la ayuda humanitaria es un hecho y que en los próximos días estaremos recibiendo importantes apoyos médicos para contener esta tragedia”.

“Si todos van a respetar lo que se discutió, esta va a ser una operación muy similar a lo que está pasando en Siria como número de personas que van a ser asistidas, pero vamos a ver cómo va el llamamiento que vamos a hacer, cómo va a ser el apoyo que la comunidad internacional va a hacer”, dijo Rocca, que estuvo acompañado en su comparecencia ante los medios del cardenal venezolano Baltazar Porras, una de las máximas autoridades de la Iglesia católica en América Latina.

El objetivo consiste en asistir, en una primera fase, a unas 650,000 personas, las más afectadas por la emergencia humanitaria. Las ayudas están destinadas a reforzar sobre todo los hospitales y los centros sanitarios e incluyen la instalación de nuevas plantas eléctricas, necesarias para afrontar los frecuentes apagones —este mes de marzo el país sufrió la mayor crisis eléctrica de su historia que causó la muerte de al menos 20 personas, según redes de médicos—, antibióticos y material quirúrgico. “No se puede aceptar que mueran niños en hospitales por falta de electricidad”, aseguró Rocca.

El procedimiento de entrega, a diferencia de lo que sucedió en la frontera, será con regla internacional, esto es, será de manera imparcial.

Texto y foto: Agencias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *