La culpa nunca será tuya

Por: Mary Carmen Rosado Mota

En los últimos días ha circulado en redes sociales un mismo grito que se ha reproducido en diferentes ciudades, estados y países. Un mismo reclamo, un mismo himno. Porque la lucha para erradicar la violencia contra las mujeres no puede ser un solo día, desgraciadamente aún esta consigna debe ser una lucha de todos los días. Y digo desgraciadamente, porque pareciera que más que desaparecer, la violencia ha ido en aumento.
“Y la culpa no era mía, ni donde estaba, ni cómo vestía”. Palabras fuertes pero verdaderas que forman parte de la intervención creada por mujeres chilenas para alzar la voz, para hacer más visible algo que todos y todas vemos pero que no terminamos de dimensionar. Basta con escuchar una vez “Un violador en tu camino” para que se te erice la piel, porque tristemente esa canción esta llena de verdad.
Quisiera decir en esta ocasión que el deporte es ajeno a esa realidad, pero sabemos que no es así y tal como lo han gritado miles de mujeres la última semana, no importa ni donde estás, ni como vistas. Las deportistas también sufren de diferentes tipos de violencia simplemente por realizar algo que les apasiona.
Recordemos el caso de Sofía Huerta, futbolista del Houston Dash, a quien un “aficionado” le tocó un seno mientras se tomaba una foto con ella al final del partido amistoso que disputó la mexico-estadounidense ante Tigres Femenil a principios de octubre. Futbolistas de la Liga MX Femenil levantaron la voz para exigir un castigo, pero igual para hacer visible una realidad, incluso la práctica deportiva puede poner en una situación de riesgo a las mujeres en nuestro país. Pero la violencia no sólo es física o sexual, las mujeres también se ven expuestas a comentarios hirientes y burlas que dejan en segundo plano su práctica deportiva. Un claro ejemplo fue Alexa Moreno, durante su participación en los Juegos Olímpicos de Rio 2016 recibió múltiples ataques y críticas por su complexión física, memes y burlas por no tener un cuerpo “que encajara en la gimnasia”.
Hace unos días Alexa recibió el Premio Nacional del Deporte, pero esa historia se las contaré después.
Lo que sí quiero contarles hoy es que la violencia contra las mujeres está presente en cualquier escenario, no importa la edad, ni el nivel educativo, ni la condición económica. El Club León Femenil publicó en su cuenta de Facebook un video con sus futbolistas, usando los números de sus jersey para dar cifras alarmantes de la realidad que se vive en México con respecto a este tema.
Es urgente que todos contribuyamos a hacer un cambio, a no quedarnos en silencio ante lo que vemos. A cambiar nuestras actitudes, nuestros comportamientos, a sentir más empatía por quienes luchan, por quienes reclaman, por quienes exigen un mejor futuro pero también un mejor presente. Porque no importa si eres una deportista amateur o profesional, no importa si estás representando a tu país en un evento internacional, o si estás jugando con tus amigas en el recreo, o si saliste a correr al parque o caminaste hacía el gimnasio. Todas las mujeres merecemos estar y sentirnos seguras.
Y por si aún no lo has escuchado lo suficiente en los últimos días o por si hoy necesitas que te lo vuelvan a recordar te lo digo: la culpa nunca será tuya. No importa si estás en una cancha, en una duela o en el parque. No importa si vistes un short, unos leggins o tu uniforme. La culpa nunca será tuya.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *