La justicia rusa envía a Navalni a prisión

El equipo del líder opositor y activista anticorrupción de 44 años llama a los seguidores de Navalni a protestar

La Justicia rusa desactivó ayer la actividad política y las denuncias de corrupción del líder opositor Alexéi Navalni durante los próximos años, al enviarle después de haber sido envenenado a prisión por violar los términos de la libertad condicional en un antiguo caso penal.

“La pena suspendida (…) debe ser revertida y la condena de prisión debe ser cumplida efectivamente en una cárcel general” de seguridad media, leyó el fallo la juez Natalia Répnikova tras solo cuatro horas de vista judicial y dos de deliberaciones de la magistrada, que sustituyó a última hora a la titular del caso.

La pena suspendida dictada en 2014 contra Navalni y que la juez convirtió en real ayer era de 3.5 años, pero la sentencia tendrá en cuenta los meses que el líder opositor ya pasó en arresto domiciliario por este caso, por lo que finalmente tendrá que cumplir 2 años y ocho meses de prisión, según su abogada Olga Mijáilova.

Navalni, que lleva ya 15 días en la prisión preventiva de Matrósskaya Tishiná, -tiempo que también se descontará de su condena-, dibujó un corazón sobre el cristal de la pecera en la que se encontraba y dijo a su esposa Yulia: “No te pongas triste, todo irá bien”.

“Vamos a apelar, naturalmente (…)” dijo Mijáilova fuera del Tribunal Urbano de Moscú, a dónde se trasladó la vista desde la corte de distrito de Simónovski debido a la gran atención mediática y donde a lo largo de la jornada las fuerzas de seguridad detuvieron a unas 370 personas, que acudieron al lugar para apoyar a Navalni.

El equipo del líder opositor y activista anticorrupción de 44 años llamó inmediatamente a los seguidores de Navalni a protestar. El fallo supone desarmar durante casi tres años a Navalni, que quería aprovechar la indignación de muchos rusos por su envenenamiento, los casos de corrupción y la mala situación económica en el país para promover el voto en contra del partido del Kremlin en las elecciones legislativas de septiembre próximo.

Durante la vista, Navalni y sus abogados lucharon -en vano como ya era de suponer- con todas sus armas dialécticas para defender sus argumentos ante la juez, y el político opositor aprovechó para arremeter contra el presidente ruso, Vladímir Putin, al que acusa de haber ordenado su envenenamiento con Novichok en agosto de 2020.

Putin, “pasará a la historia como envenenador”, dijo. “Sabéis, tuvimos a Alejandro (II) el Libertador y a Yaroslav el Sabio. Ahora tendremos a Vladímir el ‘Envenenador de Calzoncillos’. Así precisamente pasará a la historia”, indicó con sorna.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *