la pandemia propicia cambios al viernes santo

OXKUTZCAB. Por la pandemia, el Viernes Santo fue diferente ya que en la Iglesia San Francisco de Asís un reducido grupo realizó un viacrucis, en el interior de la iglesia, misma que se transmitió de manera virtual.

Estuvo a cargo del Grupo Apostólico del Movimiento Familiar Cristiano y fue coordinado por el párroco Ricardo Ruiz Sacramento. La gran mayoría de los comercios cierran y sólo abren los negocios esenciales como son las tortillerías y algunas tiendas de abarrotes. Con el arribo de las tiendas de las cadenas de supermercado estos negocios abren todos los días, los tiempos han cambiado, pero muchas familias aún honran este día.

Los productores quienes no trajeron a vender sus frutas y verduras en la explanada del Mercado 20 de Noviembre, el Viernes santo es uno de los pocos días del año en el que no hay actividad en la explanada del zoco.

Otra de las tradiciones que muchos campesinos de Oxkutzcab, así como de muchos municipios aún siguen respetando es el de no ir a sus parcelas y no salir a cazar.

Hasta hace algunas generaciones, este día prácticamente estaba destinado para ir a la Iglesia a la oración. No debía escucharse la radio, televisión, ir al cine, salir de viaje, salvo para un retiro espiritual.

Al retomar la actividad religiosa a las 7:00 de la noche en el campo parroquial se realizó la Liturgia de la Palabra y que se hará con las medidas de salud, como lo es la sana distancia. Fue un Viernes Santo muy diferente debido a la pandemia originada por el covid-19.

Texto y foto: Bernardino Paz Celis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *