La seguridad energética de México, en riesgo: Coldwell

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Secretaría de Energía (Sener), Pedro Joaquín Coldwell, advirtió que la “seguridad energética” de México se encuentra en riesgo porque los inventarios de combustible que se tienen son únicamente para dos días o máximo tres.

Al comparecer ante diputados y senadores de la Comisión Permanente para explicar el aumento al precio de las gasolinas, el funcionario federal sostuvo que en los últimos 13 años México tuvo un consumo acelerado de combustibles.

“De ser el octavo pasó al cuarto país como consumidor global de gasolinas”, pero a la par –agregó– se redujo la producción interna y se incrementaron las importaciones.

“Actualmente compramos en el exterior aproximadamente el 53% de las gasolinas que consumimos. Nuestra capacidad de almacenamiento y transporte de gasolina, turbosina y diesel se quedó atrás frente a la creciente demanda nacional. Nos hemos rezagado”, admitió.

Añadió: “En cuanto a la capacidad de inventarios, en promedio éstos son menores a dos días de consumo, o máximo tres, lo que equivale solamente al 7% de la capacidad recomendada internacionalmente. Esto es un asunto de seguridad energética para el país”, apuntó.

Con un oscuro panorama en la materia, Joaquín Coldwell precisó que las terminales de almacenamiento tienen una antigüedad de 18 años, que la red de ductos no ha crecido en los últimos 17 años y los poliductos son insuficientes, por lo que se ha tenido que recurrir a otros medios de transporte más costosos para transportar los combustibles. Y la transportación es “cara e infeficiente”.

Sostuvo que la vieja red de ductos y la insuficiente red de poliductos han llevado a Petróleos Mexicanos (Pemex) a recurrir a los llamados “autotanques”, convirtiéndose así en el segundo medio más utilizado para abastecer a las terminales de almacenamiento.

Detalló que resulta 14 veces más caro transportar los combustibles por autotanque que por ducto, pero además, dijo, es menos seguro que el ferrocarril, a través del cual sólo se transporta el 6%.

Joaquín Coldwell justificó así una de las razones por las cuales Pemex ha tenido efectos negativos como suministrador, dado que no recuperaba el total de los costos de logística de transporte.

Pemex tuvo que absorber estos costos al haber un precio único nacional de gasolinas, “mismo que no siempre lograba compensar los gastos de abastecer combustibles hasta los rincones más alejados del país”.

Y ahora, apuntó, los precios se fijan tomando en cuenta la distancia de la zona de consumo a la refinería, el centro de distribución o almacenamiento. Pero además, añadió, Pemex no cuenta con dinero suficiente para invertir en infraestructura.

En razón de lo anterior, Petróleos Mexicanos ya otorgó el primer contrato para que la empresa TransCanadá construya una terminal de almacenamiento en Tuxpan, Veracruz, y ductos que vayan de dicha zona a la de la Ciudad de México.

 

Proceso

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *