La solución para comercios y restaurantes es volver a los reutilizables

Sustituir los plásticos prohibidos por desechables de otros materiales no es la solución a la degradación ambiental, ya se traslada la presión ambiental de la contaminación plástica a otros problemas como la deforestación. Por ello, la clave está en dejar atrás la cultura del “usar y tirar”.
¿Qué pueden hacer los comercios y restaurantes para seguir vendiendo sus productos y cumplir con la ley de prohibición de plásticos?
La respuesta se encuentra en la Revolución del Reúso. En la transición hacia formas de distribución de los productos que estén basadas en la reutilización y el refill (recarga, relleno) o en la venta de productos libres de empaque, señala Greenpeace México en su blog.
El cambio cultural implica que en lugar de plásticos y otros artículos de un solo uso, optemos por artículos hechos de materiales durables, resistentes, no tóxicos, diseñados para utilizarse por mucho tiempo y por muchas veces, y así evitar la generación de residuos.
Es decir, cuando utilizas muchas veces un artículo, su huella ambiental disminuye.
No se espera que las empresas y restaurantes transiten hacia estos sistemas reutilizables de la noche a la mañana, pero sí pueden establecer objetivos de reducción de plásticos y de adopción de alternativas reutilizables en el corto, mediano y largo plazo.
Todo esto a partir de sus propias capacidades, recursos y del tipo de negocio de que se trate. Para ello, las organizaciones o cámaras del sector podrían avanzar en el establecimiento de lineamientos que ayuden a sus agremiados en esta transición, a partir de buenas prácticas desarrolladas en otros lugares.
Dar incentivos a los clientes para que lleven sus propios reutilizables y no pidan desechables es una opción con la que podrían iniciar.
Por muy pequeños que sean estos incentivos sin duda tienen un papel muy importante en lograr que las y los consumidores transiten hacia el cambio cultural deseado.
Muchos restaurantes y comercios han empezado a implementar estas estrategias, la pandemia no debe ser motivo para suspenderlas. Dentro de las posibilidades de cada negocio, ejemplos de esto se encuentran en brindar descuentos o dar algunos extras si el cliente lleva sus reutilizables.
No obstante, algunas investigaciones sugieren que cobrar aparte los desechables a los clientes es una estrategia que funciona mejor que los incentivos. Muchas personas preferirán llevar sus tuppers o termos en lugar de pagar ese extra.

Texto: Agencias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *