Las dudas que genera la maestra Delfina Gómez como nueva titular de la SEP

La designación de Delfina Gómez Álvarez —ligada al grupo de la maestra Elba Esther Gordillo— como secretaria de Educación Pública es un nombramiento de carácter “político” del presidente Andrés Manuel López Obrador, encaminado a maniobrar electoralmente en favor de su partido, Morena, en los comicios de 2021, advirtieron académicos y líderes del magisterio.

Para otros personajes, muy al contrario, el nombramiento responde a criterios estrictamente profesionales porque la experiencia de Delfina tiene una “triple dimensión”: fue maestra de primaria, dirigente sindical en el Estado de México y, además, tiene una carrera política por lo cual —dicen— reúne el “perfil idóneo” para encabezar la SEP.

En el contexto de la pandemia por el Covid-19, la controvertida maestra texcocana tiene como reto principal evitar el rezago educativo durante las actuales clases a distancia y, ya después, concretar el seguro retorno a las aulas, coinciden los entrevistados.

Alma Maldonado Maldonado, investigadora del Departamento de Investigaciones Educativas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, asegura que el nombramiento “es un asunto meramente político” y obedece a su lealtad a López Obrador, quien, primero, la impulsó como candidata a la gubernatura del Estado de México y después la designó superdelegada del gobierno federal en esa entidad, la más poblada del país.

Texto y foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *