Las escuelas privadas están en números rojos

El presidente de colegios particulares, Elías Dájer Fadel, declara que hasta el momento 20 de 700 han cerrado sus puertas; padecen deudas por préstamos bancarios o gastaron sus ahorros

Luego de 9 meses de sostener el mantenimiento de edificios, el pago de docentes, además de que muchos padres dieron de baja a sus hijos al no tener recursos para pagar sus colegiaturas, las escuelas privadas operan en “números rojos” y otras están en quiebra, así lo dio a conocer Elías Dájer Fadel, presidente de Escuelas Particulares de Yucatán A. C. (Amepac).

Señaló que en un principio se esperaba que el 40% de estas escuelas cerrara sus puertas, como parte de los efectos económicos que ha dejado la crisis actual, pero hasta ayer se han contabilizado 20 de un total de 700 registradas en esa asociación.

—Si bien esta cifra es mínima, la mayoría de estos planteles está operando en números rojos, las cuales no podrán volver a abrir sus puertas, especialmente las de preescolar y guarderías, pues los padres dejaron de pagar sus cuotas, y otros han tenido que invertir en tecnología, paquetes de cómputo y aplicaciones para mantener las clases a distancia —expuso.

El presidente de Amepac indicó que son muy pocas las que siguen operando por vocación, no porque sea un negocio, pues son emprendimientos que surgieron para apoyar la educación del país, que tienen la habilidad para mejorar y contribuir en las diferentes formas de enseñanza.

—Otros se han negado a cerrar, a pesar de que se están comiendo sus ganancias, pagando préstamos bancarios, y gestionando apoyos de los gobiernos, sin embargo, entre todos nos estamos apoyando para sacar adelante a estas escuelas, ya que somos una hermandad magisterial, que compartimos la vocación de la enseñanza —aseveró.

Dijo que la matrícula ha disminuido en un 20% en comparación con el año anterior, sin embargo, ven una esperanza en el horizonte, que es la vacuna contra el coronavirus, la cual puede terminar con esta pandemia, por lo que es muy probable que para el próximo ciclo escolar las y los estudiantes puedan tomar clases de manera presencial.

En ese sentido, Dájer Fadel mencionó que a pesar de que la Secretaría de Educación Pública (SEP) prepara un regreso seguro a las aulas este 11 de enero, las escuelas particulares que forman parte de esta sociedad esperarán a que se empiecen a distribuir las vacunas contra el covid-19, para iniciar clases en las aulas.

—Hemos mantenido pláticas con la Segey, de cómo sería el proceso de reactivación, lo más cauto será esperar a que se empiecen a distribuir las vacunas, y se vea una reducción importante en el número de contagios —dijo.

Texto: Georgina Bacelis

Foto: Agencia

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *