Las llaves de la libertad

Vivir conforme a nuestro deseo es solo un paso hacia la plenitud en la vida y, para alcanzarlo, debemos  liberarnos de los grilletes mentales que nos esclavizan y conquistar nuestra libertad vital, señalan los orientadores en desarrollo personal y empresarial Álex Rovira y Fernando Trías de Bes.

Una vida plena solo es posible desde la libertad vital, según el licenciado en ciencias empresariales, conferenciante y escritor Álex Rovira,  considerado uno de los mayores expertos en psicología del liderazgo, y el escritor y economista Fernando Trías de Bes, uno de los referentes en innovación empresarial.   

Rovira y Trías de Bes escribieron juntos y publicaron en 2004  ‘La Buena Suerte’ (LBS),  un libro que  describe las claves de la prosperidad y se ha convertido en uno de los grandes clásicos del desarrollo personal y en un fenómeno editorial al haber sido  traducido del castellano a otros 42 idiomas y haber vendido cerca de cuatro millones de ejemplares en todo el mundo.

Señalan que en LBS trasladaban un poderoso mensaje basado en su propia experiencia y filosofía vitales sobre la capacidad de las personas para labrar su propio destino y prosperar en la vida y los negocios  pero, con el tiempo, se dieron cuenta de que aún  les quedaba un largo camino por recorrer hasta alcanzar la verdadera plenitud en sus vidas: la conquista de la libertad vital.

MULTITUD DE CONDICIONANTES

“Vivir conforme a nuestros deseos y tener éxito no significa ser libres, ya que en muchos aspectos de nuestras vidas, tanto en lo profesional como en lo personal, estamos esclavizados por distintos grilletes mentales, a menudo sin darnos cuenta, en forma de consejos, normas, valores y criterios”, explican.

Aseguran que actuamos condicionados, no solo por las circunstancias, por el contexto y por los acontecimientos, sino también por las expectativas que otras personas han ido depositando en nosotros a lo largo de nuestras vidas.

“Recibimos una herencia de creencias y condicionamientos, sobre lo que somos, deberíamos ser o debemos ser que, a menudo, no coincide con lo que deseamos o realmente queremos”, apuntan.

Explican que esa ‘herencia’ consiste en “negaciones a nosotros mismos provenientes de los demás pero que hemos hecho nuestras, al darlas por sentadas, tragarlas y comprarlas, y que están en torno a lo que “eres” y “puedes ser””.

Para estos autores el secreto de la libertad vital consiste en dejar de ser esclavos de esos condicionamientos, de esos grilletes mentales, para así poder vivir conforme a nuestra esencia.

“¡Tenemos que decir “no” a esas negaciones, para poder afirmar con rotundidad: “si a la vida!”, enfatizan Rovira (www.alexrovira.com) y Trías de Bes (https://triasdebes.net).   

La libertad vital a la que se refieren y dedican su nuevo libro “Las siete llaves” no es la libertad de expresión ni las libertades establecidas por  la ONU, ni tampoco el libertinaje o hacer lo que te plazca cuando te plazca, sino algo más profundo.

“Se trata de una libertad entendida como aquello que te permite ser amo y señor de tu propia vida. Es poder manifestar lo que sientes y piensas sin miedos ni represalias”, explican Rovira y Trías de Bes

“Tu libertad vital es tu autonomía, tu espontaneidad, consciencia e intimidad. Es tu capacidad de actuar, decidir, pensar, sentir y escoger sin limitaciones, propias o ajenas, impuestas y falsas. Unas limitaciones que son grandes inhibidores de tu potencia como individuo”, apuntan.

Rovira y Trías de Bes han identificado y describen siete llaves para abrir los grilletes mentales que nos esclavizan y que, al aprender a utilizarlas, nos permitirán vivir en coherencia con nuestros principios y anhelos, según aseguran.

ALGUNAS LLAVES CLAVE

La que denominan llave del pensamiento “nos libera de la esclavitud de las falsas creencias, es decir de ideas y pensamientos que asumimos como ciertos, pero que en realidad no lo son y se convierten en un límite para la realidad percibida y pensada, y en definitiva para nuestra vida”, señalan.

“Las falsas creencias no te permiten pensar de forma libre. Cuando tu pensamiento está viciado y sesgado por estos grilletes te conviertes en su esclavo e, inconscientemente, te encierras en una jaula de limitaciones y sufrimiento” apuntan.

Otra de las llaves descritas por Rovira y Trías de Bes es la del juicio que, según indican, libera de la esclavitud de las normas inmorales.

Señalan que el código ético y moral de cada uno es algo que todos debemos respetar, pero que “te impongan lo que está bien o está mal y te exijan como imperativo casi legal unas reglas y normas que no tienes por qué aceptar, ¡es otro cantar!”.

“La pregunta que debes hacerte es si tus sentimientos, impulsos, inclinaciones, deseos y naturaleza te han impedido seguir una norma determinada que, en caso de no cumplir, no habría supuesto ningún daño a los demás, y, sin embargo, tuviste que contenerte, privarte o esconderte”, enfatizan.

LLAVES DEL LOGRO Y DEL DISFRUTE

“Con la llave del logro podemos liberarnos de los miedos infundados,  algunos producidos por la sociedad y otros “heredados” de personas con influencia en nosotros, que inhiben nuestra libertad personal, profesional y relacional”, indican.

“Hay miedos prudentes basados en el principio de realidad, pero hay otros heredados que están fuera del aquí y del ahora”, indican los autores, recomendando que tengamos siempre presente que “el miedo a perder nos hace perder”.

Otra llave que consideran fundamental es la del disfrute, que “abre la cerradura de uno de los grilletes mentales que más nos esclavizan: las culpas inexistentes, es decir una responsabilidad que constantemente se nos atribuye y por la que se nos reprocha errónea o injustamente”, indican.

“Esa culpa te la puede atribuir ¡y crear! una persona que te ha hecho creer que eres tú la causa de un dolor, de una afrenta, de la tristeza que siente, pero eres tú quien, en última instancia, la haces tuya y la incorporas como una culpa real, llevándola a cuestas en tu vida”, advierten.

“Cuando te sientes culpable, te sientes indigno, te pierdes el respeto a ti mismo. La culpa inhibe tu gozo, tu disfrute, tu alegría de vivir, tu deseo de sonreír ante las pequeñas cosas cotidianas. Es como una sombra que anula tu capacidad de disfrutar de las cosas buenas que tiene la vida”, lamentan.

“En definitiva, para conquistar nuestra libertad vital debemos utilizar nosotros mismos las respectivas llaves para liberarnos de las falsas creencias, normas inmorales, miedos infundados, culpas inexistentes y otros grilletes mentales”, señalan.

Reconocen que es una tarea que requiere riesgo y coraje, pero enfatizan que “gracias al riesgo y a la audacia entras en lo inexplorado y se abren las puertas del logro, de la determinación, del desafío y de la transformación”.

Texto y fotos: EFE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *