LíNEA DIRECTA

Desde los días previos al Tercer Informe del Gobierno que preside el Abogado Rolando Rodrigo Zapata Bello se repasaba cada detalle. La logística, movilización, lista de invitados, comunicación, y la gama imperante necesaria para hacer un día histórico estaba siendo completado.

Incluso, de acuerdo a los agentes de los palacios, el mismo titular del Poder Ejecutivo estatal daba visto de lo avanzado, estaba al pendiente entre los tiempos de su agenda imparable de gobierno. Rolando Rodrigo sabe que está en la parte media de su mandato constitucional y que ha logrado metas que son reconocidas por propios de su partido, socios, negocios y aliados de esta ocasión.

El aspecto de publicidad, algunos mencionan que quizá salió algo pegado al magno evento, pero, estas estrategias impresas y visuales se quedarán por meses en algunos de los móviles que fueron instalados. Eso, también está contemplado. Aunque insisten estudiosos de estos temas que pudo haber salido todo el caudal publicitario unos días antes; que, por cierto, de alguna manera obtuvo respuesta por parte del Ayuntamiento de Mérida panista al sacar buena cantidad de pendones y aspectos también publicitarios del Carnaval de la ciudad capital, la respuesta ahí está.

La inversión prevista  para el Tercer Informe de Gobierno, fue el suficiente, no había razón para detener algún imprevisto, se contaba con solvencia disponible a la mano de los operadores institucionales y amigos del partido en el poder. Los recorridos y llamadas a líderes de la estructura partidista, alcaldes, diputados y las asociaciones beneficiadas con la relación mensual que maneja el doctor Limbert Sosa en la labor social estaban presentes según mencionaron varios de esos puntuales asistentes por sus documentos correspondientes.

Lo más placentero, seguramente para el extraordinario Gobernador de Yucatán a la par con los anuncios de millonarias inversiones, es la pluralidad de aceptación que ha logrado captar. La clase política, empresarial, religiosa y social, juntamente con las de su partido lo hicieron sentir satisfecho. Los presidentes municipales en su mayoría, según reporte expuesto, cumplieron con sus cuotas asignadas de asistencias. Los diputados reportaron que igualmente la gente de sus distritos no falló y los sectores del PRI no se quedaron atrás al menos en los dichos; esto en los seguimientos de los puntuales personajes de los palacios.

La amplia gama de las fuerzas que ya luchan por el Gobierno para el 2018 pudieron hacer el recorrido, saludar, citar, dar vuelta al ruedo, fotos, todo lo que en su punto de vista puede influir para las anotaciones de los personajes del centro que estuvieron tomando nota de todo, filmando, tomando fotos y audios para anexar a sus informes requeridos por oficinas ubicadas en la ciudad de México. Una rutina necesaria, valiosa y que se hace en todo evento de esta magnitud. Rolando Zapata salió bien calificado.

Se deja ver que algunos de los políticos de la entidad exageraron en sus motivos de mostrase. Saludando hasta las sillas si fuera necesario, aunque en los hechos de la vida real no acostumbran hacerlo. Una vista de políticos amables, platicadores, dispuestos; claro, que a la hora de atender requerimientos de atención, es cuando salen las excusas de las carreras, compromisos, agendas completas y demás atributos que denigran el arte de hacer política social que al final beneficia a la socia.

El Tercer informe de Gobierno, fue la exacta ocasión para demostrar a nivel local y nacional un gobierno responsable, ordenado, visionario, trabajador y perseverando por mejor calidad de vida en general para los yucatecos de nacimiento y por vecindad. Todos han tenido esa oportunidad de percibir un cambio en la actitud del Gobernador Zapata Bello. El hombre, padre de familia, político y el orgulloso yucateco de sus raíces que, hace sentir, que hará todo lo necesario para seguir en esa ruta del éxito basado en el bienestar para Yucatán.

La entereza demostrada por don Rolando Rodrigo da la evidencia que en México es posible gobernar con una plataforma integral, unir a los empresarios en los proyectos comunes, alentar a la gente del campo con programas exactos, priorizar la salud, seguridad y educación de manera permanente. La capacitación y motivación del trabajo son usos diarios para perseverar en la paz social y prevención de cuestiones alejadas de los ordenamientos de ley.

Ahí estaba su equipo de trabajo. Cada uno previamente evaluado. Varios bien calificados y según trasciende algunos más con faltantes aún por estar al nivel. Sin embargo con la solidaridad en varias materias del Secretario General de Gobierno, Roberto Antonio Rodríguez Asaf se ha logrado establecer un parámetro constante de medición con el que van solucionando y restableciendo el orden y la dinámica de resultados. Vaya, todo está  en el centro de atención.

Reconocimiento generalizado comprobado por labor del 2015, pero también de estos primero tres años de Gobierno de Rolando Rodrigo Zapata Bello podría ser un resumen de lo que hoy estaremos viendo en los medios de comunicación, lo presentado ayer en forma magistral y en las opiniones difundidas en los días previas. Un antes, durante y después bien esquemado que dará para varios días más de reacciones positivas por este gobierno del bienestar.

Se cumplió con esta etapa. Ahora, con el estilo ofrecido a los yucatecos y visto en escala nacional. Para el gobernante yucateco lo que sigue es trabajar y trabajar. Aterrizar los programas previstos a la par con las obras magnas y empresas anunciadas. Son el conjunto de lo que ya viene en esta segunda y última parte de un gobierno que asciende en las calificaciones ciudadanas, según se comenta, que finalmente es lo que cuenta, a la hora de trascender y en la herencia de los votos, quizá, para su partido. Pero, ello, solamente depende de los ciudadanos con el poder de su voto que ya saben utilizarlo mejor. Los invitados locales y nacionales bien atendidos, buenas notas a favor y así, se redondeó la magnitud imaginable, esquema y obtenida, Rolando Rodrigo Zapata Bello se anota otra precisa página en la historia moderna de las formas de gobernar una entidad trabajadora, culta, educada y dispuesta por hacer equipo con sus autoridades incluyentes, fraternas y solidarias. Adelante por el bien de Yucatán y los yucatecos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *