Limpieza y desinfección de paredes en tiempos de covid-19

Las paredes son una de las zonas que la gran mayoría de la gente suele olvidar a la hora de limpiar, sin embargo, se debe estar conscientes que acumulan polvo, suciedad, grasa y bacterias.

Durante la crisis sanitaria de Covid-19, que ha ocasionado que muchas personas permanezcan en confinamiento, y con ello pasen mucho tiempo libre en casa, se aconseja limpiarlas siguiendo las recomendaciones de los expertos.

1.-Lo primero: ponlas a prueba

Todas las pinturas son resistentes al agua, pero si no tienen claro con qué tipo están recubiertas las paredes, es mejor hacer una prueba en una zona poco visible para evitar males mayores. Basta con aplicar, detrás de un sofá o de cualquier otro mueble, un poco del producto sobre el elemento con el que se vaya eliminar la suciedad. Esto será suficiente para comprobar si superará el lavado sin problemas.

2. No te olvides de ‘barrerlas’

Quizá no lo habían pensado, pero las paredes también acumulan polvo. Es cierto que en las que son lisas este fenómeno es menor, pero cuando tienen la técnica del “Gotelé”, que consiste en esparcir la pintura al temple más espesa de lo habitual, la acumulación de partículas puede saltar a la vista. Este paso es imprescindible antes de hacer un procedimiento que implique líquidos.

Para ello se puede eliminar el polvo acumulado con un aspirador, un trapo húmedo o una bayeta de microfibra.

3.-No se olviden del techo

También hay que limpiar el techo, muchas moléculas se adhieren también a él. En esta zona o en la parte más alta de las paredes se recomienda utilizar una escoba recubierta por un trapo o una bayeta de microfibra grande.

El vinagre de manzana no solo sirve para cocinar o para devolver el brillo al cabello, también sirve para la limpieza de la casa. Este se puede diluir con agua para limpiar las paredes, se pueden agregar tres cucharadas soperas de vinagre de manzana por litro de agua y frotar con un trapo.

¿Por qué utilizarlo? Es un líquido libre de químicos perjudiciales para la salud, por lo que las irritaciones y problemas derivados de la volatilidad de sus partículas se reducen. Es un antibacteriano que ayuda a combatir gérmenes, y es buen aliado contra el moho.

4.-Cuidado con el temple de las paredes

Existen acabados en los que el mínimo contacto con el agua puede provocar un daño irreversible. Si sus paredes son de pintura al temple, no se aconseja que se mojen, ya que se podrían ocasionar daños en la pintura, que se tendrían que corregir. En estos casos, es mejor pasar una brocha para eliminar el polvo.

5.-Los azulejos hay que desinfectarlos

Los azulejos de baños, cocinas y terrazas suelen revelar aún más la suciedad, debido a que se encuentran en zonas sensibles del hogar. Para ello se recomienda hacer una mezcla de agua, jabón líquido y vinagre.

Texto: Georgina Bacelis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *