LINEA DIRECTA

La bandera de Yucatán, de acuerdo a reciente encuesta entre analistas nacionales sigue firme en varios departamentos de servicios gubernamentales. El concepto que se maneja con mayor fuerza ante la entrada de Roberto Antonio Rodríguez Asaf, a la Secretaría General de Gobierno ha dado espacio de amplitud en acuerdos de trabajo y resultados.

Desde luego, que la cabeza del equipo, el Abogado Rolando Rodrigo Zapata Bello, flamante titular del Poder Ejecutivo influye en el ejemplo comprometido con metas establecidas, una visión progresista y el ideario promotor del desarrollo permanente. Los enlaces que va atendiendo en el extranjero o aquí también con delegaciones internacionales asistido del conocedor del tema Eric Rubio, suman aliados y empresas, con el sello de la amistad de don Emilio Gamboa Patrón.

Basta con repasar los elementos de trabajo que a diario expone el gobernante yucateco, la supervisión de los temas que encarga –aunque en ocasiones hay colaboradores que fingen cumplir las órdenes dadas—, la demostración de responsabilidad ante los sectores de nuestra sociedad y la tónica de aspirar a mayores niveles en los servicios para acordar en su mayoría, que Yucatán está en la ruta hacia un progreso de valores agregados por lo sólido de los logros.

A don Rolando Rodrigo se le ha visto también con un trabajo más en familia, demostrado la tabla de verticalidad en el contenido de su ejemplo. Dicen que repasa puntualmente cada detalle de las determinaciones que tomará en breve y, que, posiblemente se atreva a que de ellas emanen el ejercicio de sus derechos como gobernante, sin la presión de fuerzas externas o bien con miras a forjar otros grupos con plataformas totalmente ocupadas en lo partidista.

Una vez más, en lo público y en lo privado; en el estado, en el país o en el extranjero no solo se escucha el nombre de una entidad trabajadora y culta como Yucatán, sino que su presencia es vista con diversos acuerdos, programas y establecimientos de nuevas alianzas, que, redundarían en beneficios hasta para los habitantes de los poblados más pequeños a alejados de las regiones urbanas. La justicia social abarca en sus conceptos completos ser solidarios en oportunidades también para los que menos tienen. Así se ve, así camina un gobierno decidido a cumplir bien, cumplir la palabra y cumplir con la misión impuesta y expuesta.

Se mira en el ambiente político que todo les molesta. El hecho de que el presidente municipal de Mérida, Mauricio Vila Dosal se haya tomado la aventura positiva de proponer bajarse el sueldo, dar un vehículo oficial asignado a la presidencia para servicio de los habitantes de unas comisarías y una serie de ajustes empezando con su persona ha sido motivo de ciertas críticas negativas.

Ahora, que alguien toma esa decisión de dar el ejemplo de austeridad hasta en los gastos médicos para que no sean cargados a los presupuestos oficiales le hace mal a gente herida, celosa que vislumbran actos mediáticos. Pero, muchos más, comentan afirmativamente esas acciones reales. No cualquiera lo hace, aun teniendo una vida desahogada en lo económico.

Buen ejemplo, no pasará como algo sin sentido, por el contrario si continúa con ese sentido de actuar y las alianzas con las fuentes del poder priista que posee, se ve en el horizonte que podrá haber buenas inversiones y una calma en las movilidades de cabildo. Además de las bondades externas acordadas. Mauricio Vila Dosal está haciendo su parte, los de atrás también.

Parece que empiezan a asomar golpeteos entre gentes de distintos grupos afines a cabezas del partido en el poder. Se miran acciones encaminadas a golpear a sus contrarios de las carreras por el juego de ocupar las sillas vacías para estar en las filas de poder alzar las manos en las decisiones del 2018. En esos trotes van saliendo lastimados algunos personajes que no cuidaron ciertas formas cuando tenían den la mano elevada cantidad de pólvora, espacios y foros.

Algunos se han vuelto vulnerables, lo que, según trasciende, los de las sogas de los grupos jalan para sus ramificaciones. El peligro de no controlar estos impulsos es que se vayan aumentando esas grietas, si existieran, pues daría malos ejemplos para las bases que miran, escuchan, comentan y generan opinión. Los directivos quizá no cuentan con muchos elementos a la mano para poder intervenir si fuera el caso. Sin embargo, valdría la pena poner atención a esas manifestaciones que se van saliendo de control, según voces de asiduos a las fuentes de los palacios.

Bueno y como pasa en cada inicio de las Legislaturas locales o nacionales, existen diputados, que con todo respeto, dicen que no saben con exactitud la magnitud de su investidura. Algunos ya fueron balconeados con preguntas sencillas y quedó demostrado el sentido de las cuotas de poder. Es decir, Que en el reparto, no llegan a esos niveles del mundo de nuestras leyes, en muchas ocasiones, la gente con el perfil para aportar, debatir y construir lo necesario. Es cuando se asoman los levanta manos, en el sube y baja de las órdenes, según dicen analistas regionales atentos a esas iniciales evaluaciones.

Una lástima que en el Poder Legislativo no se puedan desde las candidaturas concretar liderazgo, preparación, conocimiento del tema y disposición en la materia. Es donde, precisamente, los encargados del conocimiento pueden enviar, acordar, sugerir y motivar votaciones a modo. En fin, esto apenas inicia habrá que darle seguimiento a los comportamientos, aunque, como ya se ha compartido; los primos del PVEM, PANAL, PAN y PRD no desperdiciarán las mieles de vivir bien de la mano del oficialismo. Aquí la gran incógnita puede estar en los ejes de Beatriz Zavala Peniche del PAN y la diputada estatal por MORENA. Veremos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *