LINEA DIRECTA

El efecto internacional del avance entre las buenas relaciones entre Cuba Y Estados Unidos de Norteamérica dejan la pausa para niveles óptimos en sí se puede reconciliar intereses y problemas añejos. Cuestiones que bien podrían aterrizar en las cuestiones regionales o locales por los políticos tradicionales, aquellos de las urgencias en las venas de los enfrentamientos.

El contenido subterráneo y luego público en que se han estado instalando las muestras al mundo, hasta hace pocos años atrás era inimaginables. Sin embargo, la decisión de avanzar a nuevos modelos de convivencia, comercio y diplomacia hacen realidad todo lo que los humanos podemos obtener cuando hay la plena decisión de ceder y tomar. Un ejercicio entero, eficaz y decidido.

Las reacciones de los radicales por ambos lados han sido bajas en las mediciones de los tamaños de palabras, acusaciones y sistemática descalificación del uno hacia el otro. Trae esperanza, más allá de lo que falte por afinar, acordar, resaltar y sellar. Para exponerlo al mundo envía señales que ya existen más acuerdos de los que se han anunciado. Son dos extremos que podrían encabezar sus modelos de gobernar y desarrollar a sus gobernados.

Se percibe también que sus bases en cierta manera esperaban estas maduras actitudes de sus jerarcas. La desbandada a tomar las formas que se van dando como resultados son muestras inequívocas de ello. El conjunto de las naciones también gana en la gama de oportunidades que significa no solo en el sector comercial, acomoda convenios educativos, salud y muchos más como las tecnologías de avanzada.

Hay que reconocer que existen sombras del pasado con un presente de melancolía; pero es más la vuelta en positivo que en negativo. En una maniobra extraordinaria el líder de los católicos, el Papa, ya tomó el lugar que ha jugado y consolidó con visitas primero a Cuba y luego a los Estados Unidos con un manejo excelente mediático, que en realidad abona a la paz mundial, fuera de contextos netamente religiosos.

Con lo extremo en esas magnitudes, el mundo acepta el símbolo de reconciliación de dos potencias en sus conceptos muy arraigados, pero que, han cedido lo que es el detonante del éxito para ambos bandos. Sus aliados con cierta prudencia sin tanta expresión aún, pero demuestran en los hechos que es el camino que dejará un buen apartado en la historia mundial. De hecho, ya son titulares ganados en las decisiones y manejos puntualizados.

Hay quienes se preguntan ante esta enmarcación en el horizonte internacional ¿Por qué los políticos mexicanos y desde luego en donde se pueden ingresar a muchos yucatecos, siguen con su larga historia de envidias, enconos, chismes, venganzas? Otros apuntan que no les conviene inducir a sus superiores esos acuerdos de reconciliación pues precisamente esos asesores o amigos de los supremos, viven de esas pautas del pasado, un pasado que merece la oportunidad de abonar a nuevas formas de convivencia en todas las áreas. Es la manera de que se seguirá conservando, al menos en Yucatán de esa paz reconocida; y, en el aspecto nacional poder juntar a millones que hoy no están ante la cerrazón de ciertos políticos en activo para aportación o bien que los jefes partidistas no les conviene abrir esos espacios de sana participación.

Dicen que los políticos que aún viven de ese extraño pasado lastimoso y denigrante que hoy va superando Cuba y Estados Unidos de la mano del Papa; demuestran que no son lo que dicen, sino simplemente trabajan para sí mismos. Hay en los últimos años menos de 4, nuevos ricos, casas compradas bajo nombres alternos, casas por inaugurarse, yates, cuentas, beneficios familiares, hermanos de a 2 y hasta 3 con los mismos apellidos ubicados en las esferas oficiales además de los múltiples beneficios para sus familias completas. Vaya, tan a la vista, que se puede mirar fácilmente, de acuerdo a los enlaces nacionales. Quizá aquí estriben algunos puntos para dejar viejas prácticas y sumarse a las bondades de reconciliación hoy mostradas plenamente en buena parte del universo.

No cabe duda, que en todo momento hay tiempos de cambios, de soltarse de ataduras, de malos consejos y chantajes. Tiempo de quienes deben, ejerzan sin malos consejos sus decisiones para incluso traer paz en sus interiores al estar actuando, hasta ahora, contrario a sus principios y ejes personales de valores en la palabra. La sacudida de aduladores solo conlleva a mentiras y películas irreales y pasajeras. Si hay resultados en lo nacional o local aplaudible, valdría la pena ver lo que se alcanzaría con lo sembrado por Castro y Obama, con el consejo de Francisco. ¿Le será tan difícil a la clase política una real reconciliación a profundidad? Para con ello, tomar nuevas alternativas de ofrecer lo mejor a los ciudadanos cambiando lo que simplemente no ha dado resultados, bueno así fueron las expresiones de nuestros analistas capitalinos.

Una vez más es difundida la extraordinaria labor gubernamental de don Rolando Rodrigo Zapata Bello que de acuerdo a una empresa especialistas en encuestas y estudios de mercados lo ratifica como el gobernante nacional mejor calificado y que, de paso en Yucatán hace repuntar al presidente mexicano, Enrique Peña Nieto en comparación con las diversas zonas del país.

Se asume que además del trabajo dedicado como señalamos puntualmente en Línea Directa, el jefe del Poder Ejecutivo Estatal maneja muy bien la coordinación institucional con el gobierno Federal. Le da su lugar a las inversiones y programas que se aplican en la entidad, y que con ello la visión local da mejores puntuaciones a peña Nieto al sentir los beneficios de su gobierno.

Rolando Zapata sacude un modelo de aplicar la directriz institucional. Pero, además su misma persona en honestidad, constancia, orden y demás atributos – que ojalá los alcanzara cuando menos el 60 por ciento de su gabinete y anexas- que aplica con dedicación lo presentan tal y como es: Un político dedicado a cumplir la palabra otorgada en todos los sentidos desde antes de tomar el mandato constitucional y durante el tiempo que lleve en éste ejercicio que va de manera extraordinaria en el contexto local y nacional. Se consolida lo comentado en varias ocasiones. Pendientes todos.

Tags:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *